La causa del supuesto robo de joyas que tenía como protagonista a Moria Casán sigue en pie en la justicia paraguaya. Es por eso que la diva viajó a ese país vecino y quedó detenida al arribar, a las seis de la mañana, a Asunción, Paraguay.Así, Moria fue trasladada directamente al departamento de Investigación de Delitos donde la jueza Dina Marchuk analizará su situación, según confirmó Tomás Paredes, de la División de Robos y Hurtos, según informó el diario paraguayo ABC.

La actriz viajó principalmente a Paraguay para resolver su situación judicial, pues si bien el año pasado la Corte Suprema negó su extradición y Moria logró un acuerdo con el joyero Armando Benítez, todavía pesa sobre ella un pedido de captura internacional.

moria detenida

En el ínterin, podría quedar cerca de tres días detenida en la Comisaría de la Mujer, según informó TN. No obstante, sus abogados pedirían el beneficio del arresto domiciliario y en el caso de que se lo concedan, se quedaría en un departamento que alquiló en Asunción hasta que se resuelva su situación y pueda viajar de vuelta al país.

Moria viajó junto con varios abogados, entre ellos, Víctor Stinfale, para cerrar esta causa por la que quedó implicada en 2012 al ser acusada del robo de una joya valuada en 80.000 dólares. El joyero Benítez la había denunciado porque según él nunca le había devuelto un collar que le había prestado para una actuación en el Centro de Convenciones de la Conmebol.

Fue el 7 de agosto de 2012 cuando las fiscales Claudia Criscioni y María Estefanía González imputaron a Casán, a su asistente Aldo Alexis Sotto y a Luciano Garbellano. Por este caso, habían impartido una orden de captura internacional.

En el Juzgado Federal Nº 3 de Morón, Moria afrontó un juicio de extradición iniciado por la justicia paraguaya. La Corte Suprema negó su extradición y la causa fue cerrada por un acuerdo que la diva logró con el joyero.