Se filtró un informe territorial sobre Mendoza atribuido a la agrupación kirchnerista La Cámpora, en la que hicieron un análisis de los recursos propios que tenían en 2013, mucho antes del proceso electoral múltiple de este año y analizaron el rol político de los principales protagonistas. Además calcularon las formas de financiamiento, municipio por municipio, de la agrupación y le dieron dimensión a la presencia de programas nacionales.

la campora mendoza

El trabajo, digno de un sistema de informaciones e inteligencia, subrayó y separó amigos de adversarios no sólo en el marco político general, sino dentro del propio peronismo en el que abrevan. Asimismo, en el trabajo preparado como power point le dedicaron un párrafo al resto de las agrupaciones kirchneristas, defenestrando a algunas de ellas “porque no nos quieren” o “son antiprogresistas”. Ellos se consideran “progresistas”.

En su extensión sobre el mapa de Mendoza analizaron que en La Paz no han logrado hacer pie, mientras que están débiles en Santa Rosa, San Carlos, Tupungato, San Martín y Junín.

Sobre la situación política de la provincia, en la etapa previa a las nominaciones partidarias, La Cámpora sinceró el déficit fiscal, reconoció que las paritarias “fueron complejas en general, sobre todo con el sector salud” y señalaron que sobre minería “desde el Ejecutivo tratan de evitar el tema, pero desde los partidos políticos hasta la opinión pública, está dividida sobre el asunto”.

Lo curioso es que al analizar la situación de seguridad, aseguraron que “se ha producido una ola de pánico por nuevos casos; el Ejecutivo sumó más efectivos policiales y puso a Gendarmería”.

Los otros

Para La Cámpora, Laura Montero “es la vocera económica de Julio Cobos”. En su “carpetazo” informaron a la militancia que “Enrique Thomas pidió la suspensión de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”. Omar de Marchi fue clasificado por sus declaraciones en las que “acusa a La Cámpora de que tanto Aerolíneas como YPF son ‘sus cajas’ y que jugamos con la plata de los argentinos”.

la campora mendoza

En tanto, eligieron ya por entonces a Alfredo Cornejo, por entonces intendente de Godoy Cruz, como su principal adversario. Dice su “carpeta”: “Su relación con La Cámpora es pésima, en donde la agrupación fue expulsada de la plaza principal del departamento durante la campaña de donación de sangre por parte de inspectores municipales, quienes quisieron sustraerles sus banderas y hasta agredieron físicamente a los militantes”. Subrayaron “otro cruce”, “cuando los militantes de La Cámpora pintaron un mural en conmemoración dal Día de la memoria”. Apuntaron en su informe que “el mural fue blanqueado por parte de la Municipalidad”. Y marcaron “un conflicto más entre Cornejo y La Cámpora”: fue en vísperas del natalicio de Eva Perón, se organizó un acto en el Honorable Consejo Deliberante, en donde la principal oradora iba a ser la compañera diputada nacional Anabel Fernández Sagasti; al enterarse de esto el presidente del Concejo Deliberante prohibió la realización del acto”.

La Cámpora puso como principal dato al definir a Cornejo que “tuvo mucho que ver con el famoso ‘no positivo’ de Cobos y quien aconsejó al mismo su pase a la oposición nacional”.

Algunos peronistas también están en la vereda de los “otros”. Apuntaron contra Joaquín Rodríguez, el por entonces intendente de Tupungato, de quien marcaron que “estuvo en contra de la resolución 125” y que “no era afiliado al partido”, “no se ha pronunciado sobre matrimonio igualitario” y “no se ha pronunciado sobre minería”. Dejan sin embargo en un limbo a Jorge Omar Gimenez, de San Martín, porque “es de base barrial” y “no se ha manifestado en cuestiones específicas”.

Acusaron entonces a Rubén Miranda de “no pronunciarse a favor de la resolución 125 escondiendo la cabeza y pregonando la muerte del kirchnerismo, haciendo lobby con Duhalde”.

Igual apuntaron contra el alvearense Juan Carlos De Paolo. Su sección en el informe de inteligencia camporista lo tilda en contra de las retenciones, pero destaca que “dicha postura no se hizo pública, pero sí la transparentó con sectores del agro”. Resaltaron que “expresó no estar a favor del Matrimonio Igualitario, aunque consecuente con su estrategia de no rivalizar con el gobierno provincial y nacional, nunca hizo pública su postura”. “No mantiene ningún tipo de contacto con La Cámpora”, agrega su capítulo.

Se mostraron confundidos con el malargüino Juan Antonio Agulles: “se pronunció en contra del Matrimonio Igualitario, muy asociado con la Iglesia, ferviente defensor de la minería y jugó a favor de la 125”.

A la hora de hablar de los hermanos Félix apuntaron que “Emir en cuestiones decisivas como la Ley de Matrimonio Igualitario se proclamó en contra y su hermano Omar la votó en forma negativa en el cCngreso de la Nación”. Y agregaron: “En la resolución 125 no tomaron postura, aunque jamás salieron a apoyar el proyecto del gobierno nacional”.

Las agrupaciones kirchneristas bajo la lupa

Finalmente, el informe enumeró cuáles son las agrupaciones K en Mendoza y señalan a La Discépolo, Patria Grande, MIN, MUP, Corriente Nacional de la Militancia y Juventud Peronista. Se detuvieron en el MIN, Movimiento de Integración nacional, que calificaron de “provincial” y señalaron que “es dirigido por Mauro Aguirre que estuvo vinculado a Aldo Rico, son antiprogresistas y nos tildan de Montoneros”.

Sobre la Juventud Peronista, indicaron entonces que “responde de modo directo al Ejecutivo provincial y no hay una buena relación con nuestra agrupación”.

fuente: mdzol.com