Es un viaje que hay que programar, porque no se puede hacer en cualquier momento. No es que se corte el camino o haya que esperar turno, sino que esta playa aparece y desaparece…

¿Cómo es eso? Areia Vermelha (arena roja) es una isla- playa que sólo es visible dos veces al día, exactamente cuando baja la marea. Y entonces se llena de veraneantes que buscan aprovechar sus arenas esporádicas. Luego, vuelve a sumergirse bajo el agua, hasta la próxima bajamar.

Este pequeño banco de arena sobre una formación coralina está frente a las costas de Brasil, a unos 15 minutos da Praia do Poço, en el nordeste. Allí la temperatura media del agua es de 23 grados y hay un área de preservación ambiental donde se puede bucear entre corales y peces de colores.

playa brazil 2Eso sí, los fines de semana suele recibir a centenares de barcos y lanchas con visitantes, algunos de los cuales funcionan como restaurante flotante, donde saborear pescados con ensaladas y agua de coco. Por eso, cuando existe, no es precisamente un destino solitario. Sí al menos curioso.

Dejar una respuesta