El carpintero metalúrgico de Trelew, Rubén Almonacid, no lo dudo ni un segundo: ni bien encontró el bolso con más de un millón y medio de pesos lo devolvió a su dueño.

“A mí un billete no me cambia. A mí me llena mi familia”, aseguró este vecino del barrio Presidente Perón.

El hombre, padre de tres hijas y abuelo de Lucas, relató que todo comenzó a partir de que hace una semana atrás uno de sus clientes le llevó su auto para un trabajo. “Le pedí que lo vacíe, que saque todo lo que tiene importancia porque uno no sabe y algo se puede perder. Yo no, pero puede pasar en un descuido”, relató Almonacid.

almonacid“Él me dijo que había sacado todo y dejó cosas sin importancia en mi camioneta. Lo fui a dejar a su casa y cuando llego encuentro que se había olvidado algo. Revisé porque si era algo sin importancia lo dejaba para no volver hasta su casa”, contó. Su sorpresa fue grande cuando vio el contenido. “Pesaba como diez kilos y había unos ochenta fajos de veinte mil pesos. Yo pensé que me iba a llamar pero no. Cuando llegué a su casa, a los cuarenta minutos más o menos, estaba nerviosísimo llamando a su contador avisándole que había perdido el dinero. Yo le dije ‘dejaste algo en mi camioneta’. Él no lo podía creer. Y para mí fue normal. Me dio un abrazo. Su agradecimiento me llenó”, expresó.

Con 35 años de oficio, “su conducta ante la vida siempre fue el trabajo y la honestidad”, afirman quienes lo conocen en su ciudad. Así se recuperó de un importante golpe sufrido hace cinco años cuando se le quemó el taller con todas las herramientas y parte de su casa. Asegura que no pierde oportunidad de disfrutar tiempo junto a su familia. “Ya que no les vamos a dejar campos, le dejamos vivencias”.

Ayer, el gobernador de Chubut Mario Das Neves lo recibió a Almonacid. El mandatario anticipó que se le asignará un espacio gratuito en la pantalla de Canal 7 para publicitar su taller de herrería.

“Es una persona humilde, trabajadora, que hace tres años perdió todo en un incendio muy grande, que no tuvo respuesta del Estado pero que tampoco anduvo mendigando. Junto con sus tres hijas se pusieron a trabajar y a recuperar lo perdido. Y él no vino a pedir plata, ni crédito ni nada, pero nosotros queremos que publicite por un tiempo en Canal 7 su taller de herrería, que está ubicado entre Belgrano y Pietrobelli de Trelew. Y le pedimos a la gente que le lleve para hacer trabajos, porque se lo merece”, afirmó Das Neves.

Almonacid consideró que con poco “uno puede aportar para componer a esta sociedad, no hace falta mucho”.

“Hice lo que correspondía. La sociedad está acostumbrada a hacer para recibir algo a cambio”, concluyó.