El papa Francisco confirmó ayer a un grupo de obispos de Colombia que visitará ese país sudamericano en el primer semestre de 2017, aunque falta establecer la fecha y el recorrido que realizará.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la Conferencia Episcopal colombiana, Luis Augusto Castro, aseguró que ese país es una prioridad en la agenda del Pontífice, quien también expresó su deseo por visitar otros países de la región.

“Lo que sigue es la decisión práctica sobre los días y los lugares, ya las fechas más precisas sobre la visita a Colombia”, agregó monseñor Castro, también arzobispo de Tunja.

El Arzobispo participó en un encuentro con el Sumo Pontífice junto a los arzobispos de Bogotá, el cardenal Rubén Salazar Gómez; de Villavicencio, Óscar Urbina Ortega, y el secretario general del órgano de obispos, José Daniel Falla Robles.

papa-francisco2Agregó que ya fue entregada en la Secretaría de Estado del Vaticano una propuesta reservada de agenda prevista y ahora toca a los funcionarios vaticanos estudiar todas las alternativas hasta llegar a un acuerdo definitivo.

Precisó que aún desconoce cuáles serán los eventos elegidos, pero estimó que se podrá lograr una visita del líder católico a diferentes sitios del país sudamericano durante cuatro o cinco días.

“En esa agenda hemos optado porque pueda encontrarse con el mayor número de colombianos posible que lo quieren escuchar y quieren estar con él. No escogimos santuarios o lugares pequeñitos”, adelantó.

El arzobispo consideró que es casi segura una etapa del viaje apostólico en el departamento de Chocó, donde el Papa se reuniría con las minorías étnicas y con las afroamericanos.

Estableció que ese “es un punto fijo”, mientras los demás están todos por estudiarse, sin embargo aseguró que se realizará todo lo posible porque el Pontífice pueda estar presente en las grandes ciudades y accesible a muchísima gente.

“No quiero decir más porque vamos a suscitar expectativas que después pueden resultar falsas, lo único es que esperamos que nos den otro esquema donde, con mayor seguridad, podamos decir algo”, ponderó.

Insistió en que el Papa está muy interesado en el proceso de paz en Colombia, pero no va a condicionar su visita a las negociaciones, “porque va a estar con los colombianos con o sin acuerdo”.