Los jubilados cada vez reniegan más para obtener los medicamentos a través del PAMI. La situación hizo eclosión en la ciudad de Buenos Aires, donde hubo un corte de servicio del 30 por ciento de las farmacias, pero se reitera similar situación en todas las provincias, ya que el retraso de la obra social nacional es idéntico en todo el país: la deuda remite al mes de octubre y asciende a un total de casi mil millones de pesos.

Según informó ayer el presidente de Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Germán Daniele, la deuda con las farmacias de la provincia asciende a unos 100 millones de pesos. Aclaró que no existe un corte general de servicio, aunque muchas farmacias fueron dejando de proveer ante la imposibilidad de seguir financiando esos medicamentos, que se entregan en forma gratuita o con descuentos muy importantes.

remedios“El Pami estuvo pagando a cuatro meses y las farmacias les deben pagar a las droguerías a un plazo máximo de 10 días. La situación se le hizo insostenible a gran cantidad de farmacias pequeñas. De hecho, hoy el ocho por ciento de las farmacias –por lo general, son cadenas– expende el 50 por ciento de los medicamentos a los afiliados al Pami”, indicó Daniele.

Recalcó que las deudas corresponden a la gestión anterior y que el nuevo titular del Pami, Carlos Regazzoni, recibió el martes a los representantes del sector farmacéutico, manifestó voluntad de normalizar la situación y prometió cancelar la deuda en un lapso de cuatro meses, además de cumplir en tiempo y forma con los pagos corrientes.

Los atrasos también estarían afectando a las clínicas y los médicos de cabecera.