Estando dos sets abajo, el ex Nº1 Federer del mundo ganó un tanto agónico tras un gran passing shot que dejó parado al serbio y desató la ovación de pie de todo el Rod Laver Arena.

El dato de color radica en que en la transmisión oficial, uno de los espectadores que se rindió a los pies del suizo fue un hombre que estaba en silla de ruedas al que poco le importó esto para levantarse y aplaudir de pie a uno de los mejores jugadores de todos los tiempo.

El partido termino con la victoria del serbio Novak Djokovic por 6-1, 6-2, 3-6 y 6-3.

Dejar una respuesta