Disfrazados de guerreros vikingos, esgrimiendo espadas y escudos, unas mil personas desfilaron el martes en las islas Shetland para la tradicional Fiesta del Fuego, que recuerda las raíces escandinavas de este archipiélago escocés.

Con cascos de cuernos y largas barbas, los participantes marcharon orgullosamente por las calles de Lerwick, ciudad portuaria que es la mayor de estas islas británicas del noroeste, que se encuentran más o menos a la misma distancia del Reino Unido que de Noruega.

vikingos“La adrenalina corre, la gente se divierte. Es una gran fiesta”, explicó a la BBC Peter Malcolmson, un especialista en esta celebración.

El punto fuerte de la jornada espor la noche, con el desfile de antorchas y la quema de un barco vikingo especialmente construido para la ocasión.

El archipiélago fue conquistado por los vikingos en el siglo IX y fue noruego durante cinco siglos, hasta que los escoces se las apoderaron en 1472.

Esta fiesta se celebra el último martes de enero desde 1880 y se suele prolongar hasta la madrugada.

Dejar una respuesta