Se dio el primer caso de DENGUE en la patagonia. Desde el departamento de Vigilancia Epidemiológica de la subsecretaría de Salud se informó que en lo que va de 2016 fueron notificados tres casos sospechosos de dengue y solo uno se confirmó. Se registraron en el sur de la provincia, y se trata de personas que habían estado en Paraguay.

Cecilia Felizia, jefa del departamento de Vigilancia Epidemiológica de la cartera sanitaria, remarcó que son casos importados. “En Neuquén por más que el mosquito pueda circular no vive, los huevos no se desarrollan, no se propaga, no crecen”, aclaró la licenciada.

De los tres casos sospechosos, dos de ellos son de personas residentes de la provincia y uno solo, el que se confirmó, es un turista. Todos habían viajado a Paraguay, que junto a Brasil, son países en los que hay presencia del mosquito Aedes Aegypti.

mosquito-dengue-grande-2En el periodo 2011-2015 se han notificado al sistema de vigilancia nueve casos sospechosos de dengue. Luego de los estudios de laboratorio, junto a la valoración de la evolución clínica y búsqueda de los nexos epidemiológicos, resultaron confirmados un total de cuatro.

El contagio se produce únicamente por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos, alimentos o de la leche materna.

Las regiones en las que prolifera en nuestro país son el centro y norte. Felizia dijo que quienes viajen a estos lugares deben usar repelente (crema o aerosol) cuando están al aire libre y renovarlo cada tres o cuatro horas, utilizar ropa que cubra brazos y piernas y dejar la menor parte del cuerpo expuesto. “No hay vacuna, ni profilaxis”, señaló.

Quienes regresan de veranear en esas zonas deben prestar especial atención a la aparición de los síntomas. “Como es una virosis se confunde con otros cuadros. La característica es que la piel presenta manchas rosas, dolor articular, fiebre alta, sin componente respiratorio, dolor muscular, y detrás de los ojos”, afirmó la profesional.

Dejar una respuesta