En la jornada de ayer barrios y poblaciones afectadas por las inundaciones realizaron cortes de rutas en diferentes puntos de la provincia. El motivo principal es la falta de respuestas por parte del gobierno.

Protesta en el sur de la capital

Vecinos del barrio 2 de abril retomaron los cortes para visibilizar su situación desesperante. Ubicado a la altura de Jujuy al 4.800, el barrio se encuentra en terrenos bajos, una zona que se convierte en un gran piletón durante las tormentas, producto del colapso de los sistemas de desagüe de la capital.

En el corte ubicado a metros del acceso sur por la autopista Tucumán-Famaillá, los vecinos afirman que no reciben soluciones por parte de autoridades del gobierno, señalando a Gabriel Yedlin, ministro de Desarrollo Social, y al concejal “Alito” Assan.

“Queremos que, así como estuvieron buscando votos, ahora nos den una solución”, afirman los vecinos. De todas formas las autoridades cruzan acusaciones. Desde Defensa Civil de la municipalidad se responsabilizó a Dirección Provincial de Agua por el mal estado del Canal Sur.

corte

Responsabilizan a los countries

En Yerba Buena, vecinos cortaron la avenida Solano Vera, al sur de la intersección con el Camino de Sirga. Aseguran que la zona quedó bajo el agua el fin de semana como consecuencia de la cercanía de los desagües de un country habilitado recientemente.

Otro punto de protesta fue en la zona de El Manantial, vecinos quemaron cubiertas en La Rinconada por las consecuencias de las inundaciones recientes.

Los vecinos aseguran que la construcción de nuevos countries durante los últimos años es el motivo por el cual la zona se ha inundado en las últimas tormentas. Concretamente, los manifestantes también señalaron como responsables de los anegamientos a la instalación del Complejo Toboganes Acuáticos de La Rinconada.

Familias evacuadas y aisladas

Un centenar de personas continúan evacuadas en el sur provincial, en la zona de Alpachiri. Otro grupo de alrededor de 200 personas continúa afectado por las inundaciones en la zona.

Los habitantes de Villa Padre Monti continúan aislados mientras se repara el puente provisorio que cruza el río La Sala. Como consecuencia de la crecida del río, la corriente se llevó por delante el terraplén. Los lugareños sostienen que la estructura del badén es precaria y que los problemas continuarán todo el verano. Quien tenga que trasladarse debe cruzar a pie el río.

El puente provisorio que fue derribado por la corriente se construyó tras la caída del puente en las inundaciones en marzo de 2015. La obra en ejecución tiene un presupuesto que asciende a los $ 24 millones.

La Dirección Provincial de Vialidad informó que se reanudó el tránsito en el puente ubicado en el río Medina, en la ruta 38. Durante días el tránsito estuvo interrumpido ya que la crecida del río erosionó parte del acceso al terraplén.

Dejar una respuesta