El Gobierno de Uruguay sostuvo el viernes su “más firme respaldo” a los derechos de Argentina a la soberanía de las Islas Malvinas luego de que un ex presidente uruguayo visitara el archipiélago austral bajo control de Gran Bretaña y se hiciera eco de los argumentos de Londres.

Más temprano, el expresidente uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995), opositor del actual Gobierno, dijo desde las Malvinas al medio MercoPress que “la voz de los habitantes de la zona debe ser oída”.

Islas Malvinas

Gran Bretaña, que ocupa las islas desde fines del siglo XIX, promovió en 2013 un referendo entre el puñado de habitantes de origen británico que viven en Malvinas, para que estos expresaran si querían o no continuar bajo administración británica, con un resultado favorable a Londres.

Pero, recordó el viernes el Gobierno uruguayo, hace 50 años que la ONU reconoció en una resolución que el diferendo de Malvinas es una disputa de soberanía que debe resolverse en forma negociada entre los dos países, Argentina y Gran Bretaña.

En esa negociación deben tenerse en cuenta “los intereses” de la población de Malvinas, dijo la ONU.

Monumento de las Islas Malvinas en Ushuaia, Argentina

“Esta referencia a ‘los intereses’ y no a los ‘deseos’ o a la ‘libre determinación’ es un reconocimiento claro a una situación de hecho evidente sobre la no aplicación para este caso del principio de la auto-determinación”, motivo por el cual “Uruguay no reconoció el referendo celebrado en las islas en 2013”, recordó la cancillería uruguaya.

El comunicado no hace mención a la visita de Lacalle a Malvinas, invitado por la administración local, ni a sus declaraciones, pero aparece justo después de que la prensa argentina se hiciera eco de los dichos del expresidente, del centroderechista Partido Nacional.

Lacalle visitó el archipiélago acompañado del diputado y correligionario Jaime Trobo, quien ha viajado varias veces a Malvinas y es un impulsor de la instalación de un vuelo directo que una las islas con Montevideo y Sao Paulo (Brasil), sin pasar por Buenos Aires, “lo que podría considerarse más que irritativo para los argentinos”, dice un artículo del diario argentino Clarín.

Islas Malvinas

Buenos Aires ha reiterado en varias ocasiones su reclamo de negociación a Londres y ha llevado el caso a la ONU, donde la disputa se encuentra radicada en el Comité de Descolonización.

En 1982, la entonces dictadura argentina ocupó las islas y dio lugar a una guerra que en algo más de dos meses terminó en una humillante derrota para Buenos Aires.

Las relaciones entre el Reino Unido y Argentina no han vuelto a la normalidad desde entonces.

En los últimos años, Londres intensificó su presencia militar en el Atlántico Sur y ha promovido la exploración de hidrocarburos en aguas de Malvinas, que se encuentran sobre la plataforma continental argentina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here