Adele indicó hoy que no quiere que el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump utilice una de sus populares canciones para promocionar su campaña electoral.

El polémico empresario estadounidense, cuyo eslogan para promocionar su candidatura a la Casa Blanca es “Hagamos a EEUU grande de nuevo”, utiliza como fondo la canción “Rolling In The Deep”, perteneciente a su álbum, “21”, de la exitosa solista londinense.

adele

“Adele no ha dado su permiso para que se use su música en ninguna campaña política”, confirmó hoy la portavoz de la cantante a medios británicos.

Durante un mitin que Trump celebró en Lexington, en Carolina del Sur, el conocido tema de Adele comenzó a sonar cuando el político se disponía a subir al escenario a pronunciar un discurso, lo que motivó que un corresponsal de la BBC británica en EEUU expresara su extrañeza, también vía Twitter.

El magnate, que ha generado controversia con comentarios antiinmigración e islamófobos, es seguidor de la música de Adele, quien goza de una enorme fama mundial gracias al éxito de sus tres álbumes: “19” (2008), “21” (2011) y “25”, que salió a la venta en noviembre como uno de los trabajos más esperados del año.

No es la primera vez que Trump tiene problemas al escoger la música de sus mítines políticos. El pasado año fue el cantante de Aerosmith, Steven Tyler, quien obligó al ejecutivo a dejar de utilizar su canción, “Dream On”, con fines políticos.

Dejar una respuesta