Historiadores han revelado que Adolf Hitler tenía solamente un testículo. Pero los adelantos tecnológicos de nuestra era, han permitido a los historiadores afirmar que el Führer sufría de hipostasias, una condición que deja a los enfermos con un pene muy pequeño.

Los historiadores Jonathan Mayo y Emma Craigie afirman que el Führer sufrió la deformidad en su nuevo libro “Hitler’s Last Day”

HitlerEllos escribieron: “Se cree que Hitler ha tenido dos formas de anomalía genital: un testículo no descendido y una rara afección llamada hipospadias del pene en el que la uretra se abre en la parte inferior”

También se cree que el médico personal de Hitler Theodor Morell le recetaba hormonas, cocaína y anfetaminas con el fin de que el Führer pueda satisfacer las necesidades fisiológicas de Eva Braun.

La cruda verdad, se produce tan sólo meses después de que los investigadores de la Universidad de Erlanger, afirmaron tener documentos descubiertos que respaldan la afirmación de que Hitler sólo tenía un testículo.

Dejar una respuesta