La Cooperativa Creciendo Juntas, primera empresa textil recuperada por mujeres en La Rioja y en todo el noroeste argentino, cumple cinco años de autogestión.

“Somos las primeras mujeres que hemos recuperado una empresa en la provincia de La Rioja y en el norte del país porque en el registro no hay otra que haya sido recuperada en su totalidad por mujeres. Para nosotros significó mucho, porque es mantener nuestra fuente de trabajo”, manifiesta Elsa Vega, su presidenta.

Haciendo historia cuenta que “quiebra la empresa a la que pertenecíamos, Industrias Textiles Zuko”s. Estuvimos dos meses afuera, en la vereda, en un acampe manifestándonos. Habíamos cortado la avenida quemando cubiertas. Todo porque nos habíamos quedado sin nuestras fuentes de trabajo, sin nuestra fábrica”.

creciendo juntas“Éramos 28 las mujeres que trabajábamos en Zuko”s, y sólo 17 formamos en ese momento la cooperativa. A partir de ahí empezó nuestra gran lucha que hoy ya está encaminada”, expresa la titular de la cooperativa.

“Estuvimos dos meses en la calle hasta que nos contacta el presidente del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas, nos asesora en cuanto a cómo debíamos hacer para recuperar la empresa, y un 2 de marzo del 2011 entramos a la planta y comenzamos con este anhelo que ya es una realidad y pronto cumplirá 5 años”, dijo.

“Tuvimos que ingresar rompiendo la cerradura con un cerrajero y después de cinco minutos teníamos a toda la policía. Nos querían sacar por la fuerza. Resistimos, fue una tensión más o menos de tres horas. Estuvimos ahí y no sabíamos qué iba a pasar hasta que tomó intervención la hoy senadora nacional, vicegobernadora en ese momento, Teresita Luna”, explica.

“Ella nos ayudó en cuanto a la parte legal y judicial porque el juez le daba la orden a la policía de que nos desaloje, y en ese momento nos había abandonado el abogado que teníamos defendiéndonos, estábamos prácticamente solas. Con la ayuda de Luna la policía se retiró y logramos permanecer en la planta hasta esos días”, recuerda emocionada Elsa Vega.

La senadora Teresita Luna, entregando equipamiento. Madrina de las trabajadoras-
La senadora Teresita Luna, entregando equipamiento. Madrina de las trabajadoras-

“Este 5 de marzo cumpliremos 5 años de vida como cooperativa. Somos 17 las socias y tenemos 15 personas más trabajando, que son aspirantes a socias y que están contratadas hasta que las mismas pasan la solicitud para serlo”, destaca.

“En este momento somos más de 30 personas trabajando. Las socias se reunirán en asamblea en estos días y harán una evaluación de acuerdo al rendimiento”, asegura.

“Nosotras somos camiseras, siempre hicimos camisas de vestir. Tenemos mano de obra calificada porque hay compañeras que están hace casi 30 años, hemos trabajado en Zuko”s y ahora en la cooperativa”, expresa la cooperativista.

“Queremos en este momento ver si podemos fabricar otra línea de chombas, remeras y también pantalones. Tenemos nuestra propia venta al público y una propia marca que está siendo registrada, se llama ‘Erría-Eguía’ , que en vasco quiere decir ‘Rioja tierra de Pan’. Pronto la lanzaremos públicamente”, resalta la titular de “Creciendo Juntas”.

“Trabajamos para otras empresas, como Bando, que es una firma muy conocida en todo el país, de la provincia de Córdoba, o Silencio, que es otra marca cordobesa también muy conocida y de alto precio, marca de camisas de mujer”, explica.

“Esporádicamente también trabajamos para Suco, para Bravo Jeans, que le hacemos camisas de vestir, y después nuestra propia producción para vender en la fábrica, que muy pronto saldrá públicamente con nuestra marca”, aclara Vega.

“Las operarias son toda mano de obra riojana, tenemos muchísimo trabajo gracias a Dios, y tenemos la posibilidad ahora de ocupar 3 o 4 puestos de trabajo más y de ampliar la empresa en estos meses”, resalta.

Ante la pregunta de si reciben ayuda, la presidenta de la cooperativa riojana asegura que “como pertenecemos a la Red Nacional de Cooperativas, que es la comercializadora de los productos de las cooperativas, a través de sus relaciones se colocan nuestros productos”.

“El 16 de febrero hay un plenario en Buenos Aires de las Cooperativas de toda la red del país, donde vamos a participar. Somos vocal primero del Consejo de Administración, y somos socias fundadoras de la Red Textil nacional”, aclara.

“Nuestro objetivo, y en eso si pedimos siempre ayuda, es conseguir clientes para que podamos nosotras tener trabajo y después cuando hay, como lo hemos tenido, ayudan los microcréditos de Desarrollo Social de la Nación, pero solamente cuando necesitamos hacer una producción importante, ya que nosotras somos esencialmente autogestionadas”, valora.

Con respecto a la maquinaria, Vega dice que “parte de las máquinas son de la quiebra que están bajo nuestra custodia, cuyo juicio está en Buenos Aires, y nosotras fuimos adquiriendo más, y además hay cinco máquinas que nos dio Desarrollo Social de la Nación hace un tiempo, pero la mayoría las compramos nosotras”.

Sobre la fábrica, explica que “el tinglado en el cual estamos funcionando lo tenemos en comodato porque hay un arreglo con el dueño y hace poco nos enteramos que todavía no está arreglado porque hay una ley de expropiación que no se llevó a cabo”.

“Hasta hace un tiempo el gobierno de la provincia nos estaba ayudando porque pagamos un alquiler, pero ahora se cortó y volveremos a gestionar ese pago, en estos días nos reuniremos con ellos, pero si no llegamos a conseguirlo tendremos que pagarlo nosotras”, explica.

Dejar una respuesta