La ONU ha fallado a favor del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana de Londres desde 2012, en la denuncia que planteó contra EEUU y Suecia por detención ilegal, informa la BBC.

El periodista australiano lleva refugiado desde hace tres años en la legación de Ecuador en la capital británica a fin de evitar su extradición a Suecia, que le reclama para interrogarle por presuntos delitos sexuales.

Julian Assange En septiembre de 2014, Assange llevó su caso ante la ONU por presunta “detención arbitraria”, puesto que será apresado por la policía británica en cuanto ponga un pie fuera de la embajada ecuatoriana. En su queja remitida a Naciones Unidas, el periodista emitió una “petición urgente de socorro” ante ese panel de expertos legales y solicitó su “opinión sobre la naturaleza arbitraria” de su detención.

En el documento entregado por Assange a la ONU, el periodista detalla sus circunstancias durante los años que ha vivido en la legación de Ecuador y en los que considera que se le ha “privado de varias libertades fundamentales”, e indica que sus circunstancias constituyen una “detención arbitraria”. En un comunicado divulgado esta semana, WikiLeaks señaló que ese panel de la ONU se pronunciaría sobre si “los cinco años y medio de detención sin cargos (a Assange) son ilegales”, desde el 7 de diciembre de 2010, cuando el periodista fue apresado por primera vez por la Policía londinense con relación a las acusaciones de Suecia.

Dejar una respuesta