La Justicia pampeana condenó a tres años de prisión en suspenso a un policía por golpes a su expareja, amenazas con arma y un robo.

Se trata de Rubén Darío Wilches, de 34 años, quien agredió tres veces a su expareja.

La Justicia también determinó que Wilches, por 4 años, debe: fijar residencia, de la que no podrá ausentarse sin la debida comunicación a la autoridad de control; someterse a un tratamiento psicológico o psiquiátrico; y abstenerse de mantener todo tipo de contacto físico en un radio de 500 metros, por medios tecnológicos, terceras personas o por cualquier otro medio, con la víctima.

golpeadorDetalles

El 28 de julio de 2013, en Eduardo Castex, Wilches discutió con su expareja en la casa donde convivían, le dio tres puñetazos en el abdomen y un cabezazo en el rostro.

En otro episodio, también en Castex, agarró a la mujer de los pelos, la llevó al dormitorio y le pegó en el rostro. La víctima, con la ayuda de uno de sus hijos, logró salir de la vivienda y el agresor la siguió con el arma. Cuando llegó la policía, desistió de su accionar.

El 30 de agosto de ese año, Wilches llegó hasta el domicilio de su expareja y la empujó hacia el interior, donde la tomó del cuello, le pegó y la mordió. Una hija de la mujer quiso pedir ayuda por teléfono, pero Wilches se lo quitó y se retiró del lugar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here