Un verdadero loco al volante, manejo demencial por rutas patagonicas. El conductor de un Audi TT, al que se conoce como “Checho”, se jactó de manejar a 260 kilómetros por hora en Neuquén, mientras se filmaba con el celular al grito de “el Vento no se ve”, haciendo referencia a un Volkswagen que había dejado a atrás.

loco al volanteA pesar de los datos y las imágenes brindadas por el canal, el autor de la infracción todavía no pudo ser identificado por las autoridades.

Por lo menos, el hombre fue autocrítico y se dio cuenta de la tontería que estaba haciendo. “¡Qué tarado que soy!”, se lo escucha decir.

Dejar una respuesta