No es nuevo. Por algo los españoles son los segundos más ganadores del Argentina Open ATP 250 , con un total de 14 títulos. Los argentinos, por ahora, continúan en lo más alto, con las 19 finales ganadas –8 de ellas por Guillermo Vilas, que esta semana le dio su nombre al court principal del BALTC. Pero en las pasadas siete ediciones, los ibéricos no dejaron lugar para las dudas y se alzaron con el trofeo de manera ininterrumpida, demostrando su comodidad en el polvo de ladrillo del BALTC. Una tendencia arrolladora que, por lo visto, no parece que vaya a cambiar.

“Siempre me sentí muy cómodo en esta ciudad, con una conexión inmejorable y siempre me fui con muy buena energía. Todo eso sumado a que es un torneo sobre pista de tierra… Estoy agradecido a Buenos Aires y a la Argentina”, dijo Rafael Nadal, campeón defensor, en su primera conferencia en el país. Es su sentimiento. Y es el sentimiento de David Ferrer, que ayer superó a Renzo Olivo y quiere repetir el logro del período 2012-14, y de Nicolás Almagro, vencedor en 2011.

Mientras todos ellos (se suman los festejos de Juan Carlos Ferrero en 2010 y de Tommy Robredo en 2009) sacan chapa en la arcilla porteña y de otras ciudades, los tenistas nacionales sufren una sequía de títulos que se extiende desde julio de 2014, cuando Mayer se quedó con la victoria en Hamburgo, sobre polvo de ladrillo. Esta semana, en cambio, el argentino de mejor ranking (37) se quedó afuera en segunda ronda, ante Jo-Wilfried Tsonga.

rafa nadal 3Un caso aparte es el de Del Potro, que se pone a punto para volver. El tandilense sólo dijo presente en 2006, con apenas 18 años, y fue eliminado en primera ronda por Ferrero. Luego llegó su crecimiento, que lo catapultó al número 4 del mundo y a la consagración en el US Open 2009. Entonces, ya privilegiaría los torneos de cemento, su superficie preferida. Por caso, su regreso se dará la semana próxima, sobre el piso duro de Delray Beach.

El dominio español también se ve en la cantidad de participantes que aportaron al cuadro principal: 9, incluidos 2 top ten (los argentinos sumaron 8). Anoche, Nadal derrotó a Mónaco por un doble 6-4 para engrosar la cosecha ibérica en cuartos, donde ya estaban Ferrer y Almagro.

La pasión del público está con ellos. Se notó ayer cuando Rafa se mostró pocos minutos viendo a su compatriota Ferrer, que un rato después encendió el aplauso general: “Estoy feliz de estar acá. Es como estar en casa”. Sus tres títulos lo ubican en el segundo escalón histórico, junto a Moyá. Desde arriba los mira Vilas. Pasarán varios años antes de que lo alcancen

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here