Como consecuencia de ese episodio, al adolescente de 15 años tuvieron que darle cinco puntos de sutura.

“El viernes alrededor de las 21:30 había ido a buscar al primo para que venga a comer a casa. Lo acompañaba un amigo. Nos contó que pasaron dos personas en una moto roja, una le agarró una mano y cuando él logró zafarse terminó sangrando. El tipo llevaba una navaja y le produjo un corte en la mano. Le robaron el celular”, relató Juana, la abuela materna, según la agencia de noticias NA.

El hecho se produjo a dos cuadras de su casa en San Martín y fue perpetrado por dos “motochorros”.

De inmediato sus familiares lo trasladaron al Hospital Castex de San Martín para las primeras curaciones luego fue llevado a la Clínica La Merced, de Martín Coronado.

Allí le dieron cinco puntos de sutura para cerrar la herida y ahora está tomando antibióticos.

bomberito 2Por el momento, la familia no quiere exponer más al joven en los medios aunque se estima que el robo fue al voleo.

“Nosotros creemos que quisieron tirarlo al piso para ver si podían sacarle algo de valor pero no pudieron, porque él tiene mucha fuerza. Otra posibilidad, como cree mi hija, es que quizás lo reconocieron e intentaron agredirlo. Lo cierto es que no le robaron nada. Todos estamos indignados por lo que le pasó”, precisó la abuela.

Además, señaló que Juan Cruz “no pudo verles las caras a sus agresores porque llevaban las gorras muy bajas”.

De todas maneras, se espera que el adolescente vaya de un momento a otro a visitar a Mía para estar junto a la beba a la que le salvó la vida.