Un hombre tomó un bidón con nafta, roció la casa de su exesposa y le prendió fuego. Los vecinos lograron salvar a uno de los hijos del matrimonio que había quedado atrapado. A un año de ese incendio, que le valió al autor una acusación por un delito penado con entre 3 y 15 años de prisión, la fiscalía y la defensa avanzan ahora en una probation (suspensión de juicio a prueba).

El hombre, un tapicero, estaba acusado de incendiar en la noche del 14 de diciembre de 2014 la vivienda que estuvo emplazada en Cacique Calfulcurá al 1.000, en el barrio Confluencia. Por esa acción se había incluso pedido la elevación a juicio bajo la calificación de incendio intencional agravado.

piromanoPero la semana pasada, el funcionario de la fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y de Género Andrés Carrea anunció que se acordó con el defensor del tapicero la aplicación de una suspensión de juicio a prueba o probation, por medio de la cual si el hombre cumple con determinadas pautas durante el tiempo que se fije en el proceso se eliminarán los cargos en su contra.

Sin embargo la audiencia debió ser reprogramada debido a dos cuestiones.

Por un lado, no habían recibido las partes los antecedentes penales del acusado, ya que para acceder al beneficio de la probation no puede tener condenas penales recientes. Pero además la fiscalía tampoco había logrado tomar contacto con la víctima: la exmujer del acusado y madre del chico que estuvo a punto de quemarse, aunque su decisión no es determinante.

Según se supo para proceder a otorgar la suspensión del juicio a prueba se deberá además reducir los cargos que se le habían imputado.

Dejar una respuesta