Sangre en gran parte de la vivienda y el cuerpo de una joven agente del Servicio Penitenciario provincial en el suelo. Esa macabra escena es la que se encontró la policía luego del mediodía en una vivienda de Trinidad.

El hecho surge después de que el principal sospechoso del hecho se acercara a la Seccional 12da de Valle Fértil a testimoniar ‘una discusión de pareja’, pero en ningún momento que fuera el homicida, precisaron las fuentes. En el relato el hombre dice sentirse ‘preocupado’ y que si la policía capitalina podía constatar el domiciclio de la penitenciaria de calle Aberastain y Belgrano.

Un dato no menor es que, al parecer, el femicidio ocurrió hace dos días, según explicó el jefe de Policía, Luis Martínez, y se habría generado tras una discusión de la pareja en ese domicilio. Si bien se está investigando, el hombre habría cometido el hecho con un elemento contundente y un arma blanca (se habla de dos puñaladas). Luego viajó al Valle, lugar donde es nacido, y se entregó.

En ese departamento del Este sanjuanino, el sospechoso de apellido Chávez, llegó junto con su bebé de un año y medio hasta la iglesia de esa localidad donde se entrevistó con el cura párroco, y tras una charla el religioso, éste lo convenció de que se dirija hasta la seccional a contar lo que le pasó.

En ese lugar, Rodolfo Chávez, de 33 años, confesó que discutió con su pareja, Ramona Graciela Mallea (37) y manifestó que “temía por la salud de su mujer”, según explicaron fuentes policiales.

Tras esa declaración, la policía se hizo presente en el domicilio en Capital donde, tras abrir la puerta con un cerrajero, constató la macabra escena.

Dejar una respuesta