La crisis desatada por Austral Construcciones perteneciente a Lázaro Baez, parece no tener un horizonte de salida. Los cortes son totales, se extienden por cada cuatro horas con breves minutos de apertura al tránsito y la simultaneidad de esta medida de fuerza genera innumerables inconvenientes para el turismo y el transporte de pasajeros, cargas y combustible. Sólo están a salvo de los piquetes Río Gallegos, Río Turbio y El Calafate dado que la UOCRA Zona Sur no adoptó similar tesitura.

En la ciudad del Gorosito se mantienen dos piquetes que se iniciaran hace más de dos semanas pero ahora son más severos y están ubicados en los accesos sur (Ruta 3) y oeste (Ruta 12), donde durante toda la jornada de la víspera de formaron filas de varios kilómetros de vehículos livianos y pesados.

lazaro baezQuienes logran sobrepasar cualquiera de ellos, luego de larga espera, se encuentran más adelante con otro y llegar a destino se les hace interminable, como el caso de aquellos que deben cubrir los tramos Caleta, Cañadón Seco, Truncado, Las Heras, Perito Moreno y Los Antiguos.

SIN SOLUCION
Al margen de reclamar el pago de la última quincena de diciembre, vacaciones, fondo compensador y liquidación final, los casi 1.000 trabajadores despedidos por Austral (de un total de casi 1.800) también exigen que se termine la incertidumbre laboral con la readjudicación de obras paralizadas a otra empresa y que ésta los incorpore.
Sin embargo, hasta ayer no habían surgido novedades desde Vialidad Nacional o de algún ministerio del gobierno macrista, en tanto subsisten pujas ocultas en los ámbitos políticos, gremiales y empresarios para anunciar la prosecución de los trabajos en diferentes localidades.

SOLIDARIDAD DE UN INTENDENTE
Hasta avanzada la tarde, sólo se había expresado públicamente un intendente de las poblaciones afectadas por el bloqueo. Se trata del jefe comunal de Perito Moreno, Mauro Casarini, quien expresó su solidaridad para con los obreros a pesar de dejar sentado que no estaba de acuerdo con la modalidad del reclamo.

En tal sentido lamentó que “los trabajadores y la comunidad en general resulten rehenes de la irresponsabilidad de un empresario, debiéndose llegar a estas medidas extremas en defensa de derechos fundamentales, como lo son el derecho a percibir los salarios y reclamar por puestos laborales”.

A su vez, el delegado local de la UOCRA, Emanuel Montenegro, solicitó que se declare “no grata” la figura del empresario Lázaro Báez en toda la provincia. (El Patagónico)