Anna Cochrane batió el récord mundial por colgarse del trapecio más alto del mundo suspendido de un globo aerostático. Anna realizó una rutina de más de cinco minutos a una altitud de entre 3100 y 3500 metros.

Anna CochraneSuspendida en el cielo por encima de Ashburton, en la costa este de la Isla Sur de Nueva Zelanda, la deportista se dislocó la costilla después de un minuto, pero se aguantó hasta completar la rutina. Había 11 personas a bordo del globo, un equipo de cámaras, el piloto, dos testigos para el registro, un instalador de seguridad y otros tres paracaidistas.

Anna CochranePara ser aceptado como un título de Récords Guinness, se tiene que esperar hasta dos semanas para ser evaluado y verificado.