Uno de los miedos más grandes que tiene la gente es la de una guerra nuclear, sobre todo cuando sabemos que no son pocos los países que tienen bombas atómicas.

Imagina lo que pasó en Hiroshima y Nagasaki en 1945 y considera cuál es el arsenal nuclear actual… ¿Quieres saber que pasaría?

Nadie quiere imaginarse cómo afectaría una guerra nuclear a nuestro planeta, pero es necesario tomar conciencia. Un grupo de científicos norteamericano, realizaron una simulación computacional, considerando el uso de arsenal nuclear en una zona limitada del planeta.

guerra nuclear Los científicos, consideraron el uso de 100 cabezas nucleares similares a las utilizadas en 1945 y, que caerían en un área específica de Asia. Los efectos no sólo serían devastadores para la zona, sino que también traerían complicaciones al resto del mundo, las que van desde cambios en la temperatura a sequía y reacciones químicas que afectarán la salud de todos.

Vamos a especificar cuáles serían los efectos de una guerra nuclear contenida geográfi-camente y medianamente moderada en cuanto a poder, pero con consecuencias graves.

Entre las cosas más graves que ocurrirían, están:

Cinco megatones de carbón negro llegarían hasta la atmósfera y, antes de caer de vuelta a la Tierra, absorberían el calor del Sol, llegando en forma de lluvia tóxica. A un año del desastre, la temperatura de la superficie en el planeta disminuiría en 16º C. Recién en 20 años, subiría la temperatura en apenas un par de grados, quedando muy por debajo de lo que consideramos normal.

La reducción de temperaturas afectaría las lluvias. En 5 años, el déficit sería 9 % con respecto al promedio y, a 26 años, esa disminución sería del 4.5 %. La temporada de cultivos y cosechas, disminuiría entre 10 y 40 días según la región.

mascara de gas 1Las fuertes reacciones químicas que sufrirá la atmósfera, adelgazarían la capa de ozono entre un 20 % y 25 %, dejándonos más expuestos a los rayos ultravioleta. La falta de protección UV, significaría un aumento en los casos de cáncer de piel, además de reducir el crecimiento de los cultivos.

En conclusión, la vida en el planeta Tierra no solo sufriría pequeños cambios, sino que también nos traería enfermedades y hasta hambruna, producto de la falta de alimentos.

Lo que se hizo es solo una simulación considerando armas nucleares de bajo impacto, muy inferiores al arsenal que manejan varios países y que, de utilizarse, perfectamente podrían terminar con la vida en nuestro planeta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here