La Primera Dama de la Argentina, Juliana Awada, es una mujer muy bella. Vogue España prepara un número especial para su edición de abril en la que la protagonista será la primera dama, Juliana Awada. La esposa del presidente Mauricio Macri, que además conduce su propia línea de moda, dio una entrevista especial a la revista que versará, entre otras cosas, sobre las tendencias fashion en Argentina.

AwadaDos meses atrás, Vogue Estados Unidos comparó su estilo con el de Jackie Kennedy y Eva Perón; mientras que la revista ¡Hola! de España le dedicó una doble página y la relacionó con Carla Bruni y Michelle Obama. No sólo eso, obtuvo la bendición de la controversial directora de Vogue, Anna Wintour, una de las mujeres más influyentes en el mundillo fashion.

En un país como la Argentina, donde la pobreza es troncal, la gente esta perdiendo sus empleos, no hay visión de crecimiento, ¿Es correcto, en una Primera Dama, esta muestra de frivolidad? Esta muy claro que puede ya que belleza no le falta… pero en el rol que ocupa, ¿debería?

Con las luchas para descodificar a las mujeres que están haciendo tantas en todo el país, ¿no debería ella ser una de las abanderadas de esa lucha? El lugar que ocupa le permitiría tener una voz muy escuchada.

¿Vos que pensas?

1 COMENTARIO

  1. Primero la gente no pierde sus trabajos, solo pierden los que son ñoquis, los que nunca trabaja y van a cobrar los 29. Tambien están los que fueron despedidos de las empresas truchas de Lazaro Baez el testaferro de la ex presidenta. El crecimiento se va dar cuando se pague a los fondos buitres, créditos que sacó la Argentina, y nos den nuevos, para invertir en empresas que den trabajo al pueblo, vender esos productos e ingresen divisas genuinas. Segundo no es muestra de frivolidad, es una persona que siempre trabajo en moda y diseños, osea que puede salir en tapas de revistas y dar entrevistas a revistas serias como Vogue. Tercero creo que no hay nada de malo, ya que estamos en tiempos modernos en la cual tanto el hombre como la mujer deben trabajar, cada uno en sus funciones, ella no está en la pólitica. Y cuanto me alegro. Por último, ella es la esposa del Presidente Macri, la que tiene que sostener a su marido para darle fuerzas y ánimos, ya que nuestro Presidente se encontró con un país desvastado por corrupción, que lo empobreció y hay que sacarlo adelante. Por lo tanto SÏ totalmente de acuerdo con que salga en la revista y muestre al mundo cómo es una mujer argentina: sencilla, hermosa, inteligente y defensora de la familia.

Dejar una respuesta