Luego de que el sector financiero se achicara en 2014, con depósitos y préstamos del sector privado contrayéndose en términos reales para prácticamente todas las provincias, el 2015 marcó una fuerte recuperación. Mientras que en el último trimestre de 2014 el stock de depósitos y préstamos en términos reales (descontando la inflación y poniendo el foco en el poder adquisitivo de los mismos) se había replegado un 7% y 15% respectivamente, el año pasado cerró con un crecimiento real del 16% en los depósitos privados y del 8% en los préstamos.

formosaComenzando por el lado de los depósitos privados, al 31 de diciembre de 2015 totalizaban unos $ 1.049 millones, situándose el 71% del total en CABA (48%) y Buenos Aires (23%). Respecto a la evolución por provincia, en términos reales se tiene una fenomenal expansión para San Luis, que por lejos lidera las alzas con un descollante 60,7%. Fuera de este extremo hay crecimientos en todas las jurisdicciones, siguiendo Tierra del Fuego (35,6%), Formosa (25,2%), Catamarca (22%), Corrientes (21,4%), Santiago del Estero (20,8%), Neuquén (20,8%) y Buenos Aires (19,2%). Donde se dan las subas reales más moderadas es en La Pampa (7,2%), Santa Cruz (8.8%), Chubut (9,8%) y San Juan (11%). En solamente siete distritos el ritmo de crecimiento de los depósitos en términos reales de desacelera durante el último trimestre con respecto al promedio de todo el año: Formosa, Salta, Misiones, Chaco, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

En cuanto a los préstamos totales privados, el stock al 31 de diciembre de 2015 es de casi $ 813 mil millones. La provincia que más amplía su stock real de préstamos entre el último trimestre de 2015 y el mismo período de 2014 es Jujuy, con un nada despreciable 36%, siguiendo Neuquén (16%), La Rioja (15%), Catamarca (15%), Santa Fe (13%) y Entre Ríos (12%). Entre los aumentos más someros se listan Chubut (1%), Chaco (2%), Santiago del Estero (4%) y Tucumán (4%). Además hay tres distritos cuyo nivel real de préstamos privados retrocede. Estos son los casos de San Luis (-4%), San Juan (-1%) y Río Negro (-1%).

El tamaño del sector financiero de cada provincia con relación al de su economía brinda una idea concreta de la profundidad del sistema financiero. Lamentablemente el panorama no es auspicioso por la concentración en CABA, que es la única que logra una medida aceptable en este indicador con el stock de préstamos representando un 23% del PBG en promedio desde 2005. Muy lejos sigue La Pampa (9%), Santa Fe (9%), Tucumán (8%) y Misiones (8%). En lo más bajo de la tabla Catamarca, Santa Cruz, San Luis, Río Negro, Formosa, San Juan y Neuquén muestran guarismos que van del 2% al 4%. Al ser el retraso tan grande, políticas públicas que fomenten el desarrollo del crédito privado en prácticamente todas las provincias pueden tener un enorme impacto sobre la actividad económica, ayudando a desarrollar proyectos productivos que hoy no encuentran financiamiento.

Por Felix Piacentini @noanomics

Dejar una respuesta