Es la típica escena del perro pequeño que se come la película de gran mastín y le tira la bronca a lo primero que se le cruza sin importar las consecuencias.

Como el caso de este precioso perro salchicha que se encontraba en la proa del kayak de su dueña cuando se le apareció un delfín y entonces decidió saltar y perseguirlo sin importarle nada.

perroLos perros tienen ese sexto sentido de curiosidad y tal vez habrá intuido que el delfín podría implicar un peligro para su amiga que iba remando en el kayak

Dejar una respuesta