Gran crisis política en Tierra del Fuego por las medidas de ajuste tomadas por la gobernadora Bertone. Con un multitudinario acampe frente a la Casa de Gobierno, se cumplen siete días desde el inicio del plan de lucha que encabezan los docentes. La declaración del No inicio del ciclo lectivo y la movilización de los trabajadores de la educación abrió el camino para una unidad histórica.

El rechazo a las leyes votadas en la madrugada del 9 de Enero, que crea un impuesto al salario y modifica el régimen jubilatorio entre otras medidas, provocó la inmediata reacción en repudio a la política de ajuste. Al mismo tiempo, algunos sectores que sirvieron de plataforma electoral para el triunfo del FPV se vieron superados por la movilización de sus bases. Es que la gobernadora Bertone, junto a la UCR el MOPOF y el poder judicial cerraron un pacto para garantizarse la gobernabilidad durante los próximos años.

Gabinete de Bertone Gobernadora Tierra Del FUegoEl pacto incluía en principio, el silencio de algunos dirigentes sindicales que imposibilitaban cualquier propuesta de unidad y la traición explícita de organizaciones gremiales como la UTHGRA que salieron a la calle a defender al gobierno. Sin embargo, el perjuicio y alcance de las medidas es tan dañino que algunas conducciones se vieron superadas y tuvieron que desempolvar las banderas para salir a luchar.

El acampe, por volumen y contenido político, se plantea a esta altura como un avance histórico en la acumulación de fuerzas. Aunque los voceros del gobierno se esfuercen en quebrar la unidad, queda claro para los trabajadores que golpear juntos y sostener los espacios de deliberación y asamblea permanente en las calles constituyen el único horizonte posible para derrotar el ajuste.

via: http://www.laizquierdadiario.com/

Dejar una respuesta