El juez Thomas Griesa levantó las cautelares y dictó el fin del embargo sobre el Estado nacional. Después de más de 14 años, el país dejó atrás la cesación de pagos al pagarle a los holdouts 9.300 millones de dólares.

Basta de ataduras. Basta de cepos. Chau Default. Arranca una nueva etapa. Los argentinos, listos para emprender y crecer”, afirmó ayer a través de las redes sociales el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, a la hora de anunciar el pago de 9.300 millones de dólares a los fondos buitre tras una disputa judicial de más de 14 años.

griesa 2Desde el momento en que Argentina declaró el default en diciembre de 2001 hasta ayer, el país pasó por seis presidentes y dos canjes de deuda planteados por el kirchnerismo (2005 y 2010) con un 93% de los acreedores que ingresaron a los mismos, y con el 7% restante que se encontraban litigando en los Tribunales de Nueva York y que luego de una interminable negociación, se les pagó en efectivo

Desde el Palacio de Hacienda exhiben el acuerdo alcanzado con los holdouts como un enorme logro de la gestión Cambiemos, lo que le permitió a la Argentina reducir en 27% el capital y en 40% el monto de los intereses y los punitorios respecto del fallo original del juez neoyorkino Thomas Griesa.  Esto llevó a que Prat-Gay y su equipo expresaran que el levantamiento de las cautelares “permitirá la liberación del pago de los cupones adeudados a los tenedores de bonos del canje 2005 y 2010, que se materializará dentro de las próximas tres semanas”, y que a los 9.300 millones ya pagados se le agregarán unos 1.200 millones más elevando la cifra final a 10.500 millones.

Dejar una respuesta