El efecto a largo plazo del calentamiento global ahogaría las costas del mundo, incluidas muchas de sus grandes ciudades, antes de fin de siglo

Durante medio siglo, los científicos del clima han visto la capa de hielo de la Antártida Occidental como una espada de Damocles sobre la civilización humana en la época del cambio climático. Al mismo tiempo, los investigadores admitían que incluso este gigante helado, más grande que México, es potencialmente vulnerable ante el calentamiento global. No obstante, los últimos estudios han demostrado que el desastre causado por los efectos de su derretimiento podría llegar muchísimo antes de lo esperado.

Si antes los científicos advertían de que el derretimiento de las capas de hielo en el planeta podría elevar el nivel del mar en 3,6 metros o más en los próximos siglos o incluso milenios, un estudio publicado en una prestigiosa revista estadounidense, afirma que el nivel del mar podría haberse elevado un metro para finales de este siglo.

antartida-climaDe acuerdo con las estimaciones de los investigadores, el aumento total del nivel del mar podría alcanzar hasta los dos metros para el año 2100, el doble del aumento estimado como el peor de los casos por un panel de las Naciones Unidas hace tan solo tres años. Si este escenario se cumple, provocaría “una profunda crisis en la vida de la generación que nace actualmente”, alarman los científicos.

Consecuencias gravísimas

El efecto a largo plazo sería la desaparición de las actuales costas del mundo y muchas de sus grandes ciudades como Nueva York (EE.UU.), Miami (EE.UU.), Nueva Orleans (EE.UU.), Londres (Reino Unido), Venecia  (Italia), Shanghái (China), Hong Kong (China) o Sídney (Australia).

Leonardo Ferro, geólogo, le explicó a Hoy que los cálculos que se conocieron en la última semana, eran previsibles y es algo que muchos todavía quieren ocultar. “Las convenciones sobre el clima y la constante preocupación de todos los especialistas en el último tiempo no es vano. Hay una situación alarmante a la cual, de alguna manera habrá que hacerle frente y prevenir. No estamos tan lejos de cambios que producirían situaciones inimaginables hace unos años atrás”, afirmó el profesional.

Dejar una respuesta