La comisión de juicio político de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó ayer por 38 a 27 votos el proceso contra la presidenta Dilma Rousseff , que deberá ser votado por el pleno de la Cámara baja a partir del próximo viernes.

La votación ocurrió luego de una sesión de casi 11 horas de la comisión, que respaldó al informe del diputado instructor Jovair Arantes, opositor.

El dictamen recomienda el impeachment de Rousseff y envía el proceso a la Cámara baja por el “crimen de responsabilidad” de haber manipulado las cuentas públicas de los dos últimos años con el objetivo de esconder el déficit y garantizarse así la reelección a fines de 2014.

dilma brasilAhora el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha -archienemigo de Rousseff e imputado por el Supremo Tribunal Federal (STF) por haberse beneficiado del esquema de corrupción en Petrobras-, someterá el parecer de la comisión al plenario el viernes, y la votación se extendería hasta el domingo. Para que el impeachmentavance, se requiere el voto de 342 de sus 513 miembros.

De aprobarse el impeachment, Rousseff se convertiría en el segundo mandatario brasileño en ser enjuiciado, después de Fernando Collor de Mello, en 1992. Ahora, la presidenta tendrá todavía diez días entre que el proceso de impeachment deje la Cámara de Diputados y pase al Senado; en ese plazo, la Cámara alta deberá formar una comisión que evalúe los méritos del pedido y los someta a una votación simple entre los 81 senadores. Si lo aprueban, Rousseff será apartada temporalmente de su cargo y el vicepresidente Michel Temer -del hasta hace dos semanas principal socio del PT en la coalición gobernante- asumirá la presidencia hasta el juicio final.

Dejar una respuesta