En el mundo todos hablan de la casa de mucama. A veces en los barrios mas humildes pueden alumbrar los milagros. Si ves esta casa desde el exterior, probablemente te parecerá que no tiene chiste y es una más del montón. Se ubica en la ciudad de Sao Paulo, Brasil y, para los expertos en arquitectura, esta construcción fue uno de los mejores edificios del mundo el año pasado; incluso, recibió un premio internacional por la originalidad en su diseño.

cvlma_21cvlma_22Y el premio de Building of the Year (Edificio del año) no fue para algún reconocido arquitecto. El Arch Daily, uno de los despachos de arquitectura más famosos del mundo, otorgó este reconocimiento a Delvina Borges Ramos, una trabajadora doméstica de 74 años.
cvlma_09Esta casa, en la zona de Vila Matilde, fue comprada hace 25 años. Comenzó a llamar la atención de la gente en 2013, después de una tormenta que derrumbó parte del techo del edificio. Afortunadamente, Dalvina tenía dinero ahorrado junto a su hijo Marcelo Borges, con quien decidió remodelar la casa.
cvlma_08Confiaron el trabajo al estudio de arquitectura Terra e Tuma y les pidieron que se ajustaran a su presupuesto, ya que les urgía que el condominio quedara lista en cuanto antes. El equipo del despacho decidió que lo mejor era tirar la casa y volver a construirla desde cero.
cvlma_02Al final, quedó espectacular. El techo fue reforzado, ya que era uno de los detalles más importantes para Dalvina. La casa es una mezcla de ambientes, grandes espacios y buen gusto. Incluso, cuenta con un pequeño jardín para alegrar los días de la trabajadora y su hijo.
cvlma_04

Esta casa se ganó un Premio Internacional de Arquitectura en la categoría a “Mejor Casa” por su sencillez, modernidad y diseño. Sin embargo, no fue fácil, como todo, lleva su tiempo y dicho proyecto comenzó en el 2011.
cvlma_15La señora Dalva, quien por años ha vivido en un barrio periférico en Sao Paulo, Brasil, lugar que le permite estar cerca de sus primos, hermanos y amigos, vivía en una casa con graves problemas estructurales y sanitarios. Y ni hablar de vender la casa para comprar un pequeño departamento, ya que la mayoría estaban en lugares muy alejados y sin elevador, teniendo en cuenta su edad avanzada.
cvlma_05cvlma_29

Dejar una respuesta