La ministra de Turismo de Río Negro, Silvina Arrieta, finalmente reconoció hoy que efectivamente se apropió de la casa y el terreno de la pionera de Bariloche, Carolina Zirn (95) en 2008, después de haberlo negado desde que el caso salió a la luz. Zirn enfrenta una orden judicial de abandonar de inmediato la propiedad porque, después de un remate de cuya realización la anciana no estaba enterada, la finca quedó en manos de dos hermanos de la localidad, de apellido Clemente. La beneficiaria del remate fue justamente Arrieta.

Silvina ArrietaMientras tanto, desde organizaciones sociales y gremios están presionando a los hermanos Clemente y a la Justicia para que Zirn no sea desalojada. “No merezco ser tratada como un perro”, declaró la angustiada mujer. “No tengo adónde ir”, agregó. Por estas horas, la anciana recibe las visitas de decenas de vecinos, amigos y representantes de diversos movimientos que se solidarizan con su situación. Su causa se está convirtiendo en una especie de símbolo de la injusticia en la ciudad y en la provincia. El intendente de General Roca, Martín Soria, atacó duramente a Arrieta calificándola de “estafadora serial”. Tanto Soria como representantes gremiales están exigiendo que el gobernador Alberto Weretilneck tome cartas en el asunto y la ministra sea sacada de su cargo.

El gobernador ya pidió todos los antecedentes del caso para evaluar qué decisión tomar con respecto a la funcionaria, que es de su confianza. “Va a ver toda la información antes de fijar posición”, dijeron fuentes provinciales.

En 2004 y 2008, Arrieta, quien era en teoría una gran amiga de la abuela aunque en principio dijo que la conocía solo a través de terceros, le hizo firman a Zirn dos boletos de compraventa mediante los cuales se quedó con el 50 % de una propiedad de 3.000 m2 en el barrio Pinar de Festa, de Bariloche. El terreno había sido adquirido hace 40 años en conjunto con otra vecina de nombre Gabriela Rosler y quedó dividido en dos basado en un acuerdo de palabra entre ambas. Arrieta se habría aprovechado de la abuelita, haciéndole firmar una venta por un total de 90 mil pesos, en el mismo momento en que esta estaba al borde de la muerte como consecuencia de un infarto.

En 2008 la totalidad de la propiedad fue a remate por pedido de Rosler y se vendió a los hermanos Clemente en 1.200.000 de pesos (el valor comercial de la propiedad hoy es de US$ 1 millón). En la documentación revelada por el abogado, Arrieta aparece como propietaria del terreno y, por ende, beneficiaria de la mitad de esta cifra. “Insisto en el hecho de que más allá de ser la titular por escritura,nunca tomé posesión del lugar ni ejercí el derecho de propiedad plenamente”, declaró ayer Rosler mediante una nota. “Nunca estuve a favor que la propiedad fuera rematada”, concluyó. Apenas un día antes, Arrieta había negado por completo haber sido propietaria del terreno o concretado una operación de compra-venta.

Carolina Zirn la abuela estafada
Carolina Zirn la abuela estafada

Los Clemente impulsaron el desalojo de la abuela por medios legales. Ya fueron echados del lugar los cuidadores, pero la anciana resiste. Cuando los funcionarios judiciales aparecieron por su casa, fue recién entonces que Zirn se enteró de que ya no era dueña del lugar que había comprado hace 40 años.

Arrieta desde el principio negó conocer en profundidad a la anciana. Además aseguró que los poderes firmados por Zirn habían sido desechados por ella y que la propiedad nunca había estado a su nombre. Sin embargo, ayer el abogado Jakab dio a conocer todos los documentos del caso. Entre ellos, los poderes firmados en favor de Arrieta, el título de propiedad a nombre de la ministra y la publicación oficial del remate en un diario local, donde la denunciada aparece como beneficiaria de la venta.

Dejar una respuesta