Un fallo de la Justicia federal frenó el uso de Uber en la Ciudad de Buenos Aires, después de un recurso de amparo presentado por el sindicato de conductores de taxi al considerarlo una “competencia desleal”.

Uber

En la resolución le piden al Gobierno porteño que tome “las medidas necesarias para suspender cualquier actividad que desarrolle la empresa” o cualquier sociedad bajo ese nombre y tipo de actividad, informó el sitio IJudicial. La suspensión será hasta tanto haya una sentencia definitiva en relación al amparo del sindicato de taxis porteños, la Cámara Empresaria del Autotaxi, la Asociación Civil de Taxistas de Capital, la Sociedad de Propietarios de Automóviles con Taxímetro y la Unión de Propietarios de Autos Taxis contra el gobierno porteño.

La medida fue resuelta por el Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario Nro 15, a cargo del juez Viíctor Tronfetti, que también dispuso que se informe al juzgado “dentro del plazo de cinco días, las medidas adoptadas”, para dar cumplimiento con la orden impartida.

Se requirió a la Agencia Gubernamental de Control que informe si la empresa Uber presentó algún pedido de habilitación para el servicio de transporte público de pasajeros. Los pedidos también fueron para la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos y la Secretaría de Transporte del GCBA, que ya advirtió que remolcará con grúas aquellos autos que hayan sido pedidos con la aplicación por considerarlos “ilegales”.

Uber anunció que desde ayer podían pedirse autos en la Ciudad de Buenos Aires con tarifas de entre 60 y 70 pesos para viajar del Obelisco hasta el Palnetario, por ejemplo.