Ayer el fiscal federal Guillermo Marijuan realizó más de 40 allanamientos en Río Gallegos y Santa Cruz para investigar las propiedades del empresario kirchnerista Lázaro Báez y constató que se encontraron más a las esperadas.

“Se dijo que estábamos buscando dinero, pero ese no es el objetivo de la dirigencia”, dijo el fiscal al explicar que este tiene que ver con la determinación de la situación patrimonial de los imputados y con el relevamiento de sus inmuebles para su tasación y secuestro.

En diálogo con radio La Red, el fiscal indicó que no sólo se está buscando la plata, sino que se está haciendo un relevamiento del patrimonio, y que gracias a ello “pudimos constatar que existen más propiedades de las que teníamos individualizadas”.

MarijuanSobre el resultado de los procedimientos, Marijuan explicó que se secuestraron muchos autos de alta gama y se clausuró un estudio contable. “Hemos detectado otras propiedades que no conocíamos, eso tiene que ver con la situación patrimonial y dónde pudo haber ido a parar el dinero de las maniobras que investigamos“, aseguró.

Consultado sobre si estaban buscando bóvedas, Marijuan respondió que no se descarta ninguna hipótesis. 

“El último contacto que Fariña tuvo con los principales imputados es en el 2011, con lo cual es dable pensar que si a uno lo pusieran en evidencia en un programa televisivo parecería poco probable que no hayan removido lo que lo escondían. Pero no descarto poder encontrar bóvedas u otro tipo de lugares para atesorar dinero”, explicó el fiscal.

En esta línea, remarcó que aye se encontró “un lugar que parece interesante, una estancia donde hay tierra removida” donde hoy continuarán los allanamientos.

Por último, Marijuan reiteró que se encontraron más propiedades que pueden poner en evidencia un tema patrimonial. “La riqueza malhabida que se pudo haber conseguido como producto de un ilícito no tiene que estar necesariamente en efectivo”, aseguró.

Dejar una respuesta