El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, renunció a su cargo envuelto en la polémica con los Panamá Papers, cuya investigación lo señaló como poseedor de tres empresas offshore en el extranjero, donde también aparecen el renunciado premier islandés Sigmundur David Gunnlaugsson, David Cameron, a quien la oposición le exige la renuncia y el argentino, Mauricio Macri. Aunque este último posee un poderoso blindaje mediático.

«He tomado la decisión de dimitir», anunció Yatseniuk en un mensaje a la nación emitido por varios canales de la televisión ucraniana. La decisión se antojaba inevitable tras una cascada de críticas y presiones por parte de todos los socios de la coalición parlamentaria que sostenía su Gobierno, incluidos el propio presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y la formación política que lleva su nombre.

Ucrania«Hay una cosa que no se puede permitir: La desestabilización del poder ejecutivo en tiempos de guerra. Y esa perspectiva será inevitable, tras la dimisión no se elige inmediatamente un nuevo Gobierno», subrayó.

La mayoría lo acusa también de haber sido incapaz de combatir la corrupción y de introducir las reformas estructurales que demanda la comunidad internacional.

Cabe recordar que la semana pasada, ya había renunciado el primer ministro islandés, Sigmundur David Gunnlaugsson, renunció al cargo, dos días después de filtrarse los llamados Panamá Papers, que lo vinculaban a una empresa en un paraíso fiscal.
Gunnlaugsson llegó al cargo de primer ministro en 2013 con el apoyo del Partido de la Independencia, cuyo líder, Bjarni Benediktsson, actual ministro de Finanzas, también aparece en los documentos que se dieron a conocer el domingo pasado.

Dejar una respuesta