El crimen de Benjamín Montecinos (3), fue brutal. Lo asfixiaron metiéndole a fuerza su propia ropa por la garganta. Pero por un planteo de los defensores su muerte podría quedar impune dado que sostienen que la fiscalía presentó tres días tarde el pedido de elevación a juicio, por lo que los acusados ya no podrían ser juzgados.

El pedido de sobreseimiento por el vencimiento del plazo fue planteado por Julián Berger, el defensor de Raúl Alberto Molina, el hombre que en la madrugada del 11 de febrero de 2015 ingresó a la Comisaría 20 diciendo que se le “fue la mano” con el hijo de su novia. Al planteo adhirió el defensor de la mamá del nene, Juana Zapata, a quien la fiscalía ya había anticipado que le pedirían el sobreseimiento, dado que no habría pruebas en su contra.

Equipo de defensores del asesino.
Equipo de defensores del asesino.

El contrapunto que deberá definir el juez Martín Marcovesky parte de una ampliación que se dio al plazo de investigación: el juez que lo autorizó dijo que eran dos meses desde el día de la fecha pero la fiscalía considera que son dos meses desde que el plazo inicial vencía.

Si se toma la primera fecha, como hacen los defensores, la fiscalía presentó tres días tarde la elevación a juicio. Si se toma la postura de la fiscal Valeria Panozzo y los querellantes por el padre del niño, se realizó a tiempo y la causa debe continuar.

Dejar una respuesta