Cristina Fernández de Kirchner regresó este jueves a Río Gallegos, luego de permanecer en Buenos Aires más de diez días, lapso en el que brindó declaración indagatoria ante el juez Claudio Bonadio y concretó una intensa ronda de reuniones con diferentes espacios políticos y sociales.

La partida de la ex mandataria estuvo enmarcada en un importante operativo de seguridad a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y efectivos de Gendarmería.

Cristina viajó en el vuelo AR1882 de Aerolíneas Argentinas que partió desde el Aeroparque Jorge Newbery a las 22.37, acompañada por dos custodios y dos secretarios.

Previamente, aguardó la partida del vuelo en el sector VIP de Aeropuertos Argentina 2000 y, antes de embarcar, saludó a los numerosos militantes y empleados de la estación aeroportuaria que se acercaron para manifestarle su apoyo. Posteriormente se trasladó en un vehículo de custodia de Seguridad Aeroportuaria y abordó la aeronave, antes que el resto de los pasajeros.

Dejar una respuesta