Nestlé cuenta con casi 200 empleados en la planta ubicada a la vera de la ruta 33 en el ingreso a la ciudad de Firmat. El municipio busca concretar la instrumentación de un fondo.

La ciudad de Firmat sumó un nuevo conflicto en la zona al producirse el despido de una decena de trabajadores en la planta fabril que Nestlé tiene cerca de la ruta 33, en el ingreso a esta localidad.

La medida sorprendió, ya que se especulaba con que la firma sólo concretase su objetivo inicial de suspender a una treintena de sus casi 200 empleados, pero finalmente apeló a las cesantías.

La ventilada intención de llevar adelante ajustes laborales movilizó al gremio de la alimentación que mantuvo reuniones con representantes del establecimiento con el fin de hallar alguna salida que permitiese revertir o al menor morigerar lo planificado.

Sin embargo, la comunidad firmatense recibió otro golpe al enterarse que Nestlé había despedido a 10 operarios lo que se tradujo en un paro de actividades y una protesta, que incluye cortes intermitentes sobre la ruta 33.

El problema agrava aún más la compleja situación que vive esta ciudad por la difícil coyuntura de varias empresas del sector metalmecánico y que ya provocó el cierre de un establecimiento y distintos conflictos laborales por incumplimientos salariales. Ahora se agrega como condimento este nuevo suceso en una industria de otro rubro productivo aunque no de menor importancia para la economía local ya que es una de las principales fuentes de empleo.

Aunque no surgieron mayores precisiones distintas fuentes coinciden en que la planta de Nestlé en Firmat estaría atravesando una serie de complicaciones por la caída de las exportaciones a Venezuela, aunque no fue confirmado.

Preocupado por la situación el intendente Leonel Maximino se acercó a hablar con los trabajadores de la empresa con la intención de buscar posibles soluciones.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here