Aunque todavía no tiene fecha de lanzamiento, Uber empezó a generar expectativa en la Argentina: la popular app de transporte aseguró que aquellos chóferes que empiecen a prestar el servicio tendrán ganancias de hasta $12.000 durante la semana de lanzamiento.

La empresa garantiza esa cifra a todos aquellos conductores que cumplan con las siguientes condiciones: 1)hayan pasado 60 horas conectados prestando el servicio; 2) hayan aceptado al menos 7 de cada 10 solicitudes de viaje; 3) hayan recibido una calificación mínima de sus usuarios de 4,5 sobre 5; 4) haber realizado al menos un viaje por hora mientras estuvo conectado; 5) haberse conectado al menos la mitad de esas 60 horas durante los horarios picos (lunes a viernes de 7 a 10 y de 17 a 23; sábados y domingos, de 0 a 6 y de 17 a 23).

UBER

Si el chofer cumplió con esas cinco condiciones pero no llegó a recaudar los $12.000 prometidos, la empresa asegura que pondrá de su propio bolsillo la diferencia. “Si te conectaste 60 horas, cumpliste con las condiciones y el dinero total de tus viajes es $10.000, te damos $2.000 para completar tus $12.000”, promete en su página web.

Pero la promesa tiene también su letra chica: a las ganancias prometidas hay que descontarles el 25% de comisión que Uber se queda por el servicio, más el combustible y el mantenimiento del auto. La compañía aclara además que los incentivos anunciados “son de lanzamiento y podrán tener cambios cada semana”.

Además, el valor de la hora promedio que cobrará cada chofer descenderá según la cantidad de tiempo que pase conectado. Aquellos que estén disponibles hasta 60 horas semanales percibirán $200 en promedio por cada una de ellas. Si lo hacen 50 horas, bajará a $180 ($9.000 semanales). Quienes estén 40 horas, recibirán $150 ($6.000 semanales). Por último, aquellos conductores que estén 30 horas cobrarán un estimado de $133,33 por cada una de ellas ($4.000 semanales).