La salud del oso polar Arturo, alojado en el Zoológico de Mendoza y cuyo traslado fue reclamado por organizaciones ambientalistas, desmejoró en los últimos días por lo que estaba siendo monitoreado por veterinarios, se informó oficialmente.

La Dirección del Zoológico de Mendoza informó que “el oso polar Arturo ha mostrado signos de decaimiento en los últimos días, manifestando disminución en su actividad física y apetito”.

Ante esto, “el equipo médico veterinario y de cuidadores está monitoreándolo constantemente para evaluar su estado, evolución y posibles causantes de su actual situación clínica”, precisó el Zoo mendocino en un comunicado.

arturo“Se están tomando todas las medidas terapéuticas necesarias para que se recupere a la brevedad”, destacó, a la vez que hizo hincapié en que Arturo es un animal geronte y como tal, “cualquier alteración que se presente requiere de máxima atención”.

Mariana Caram, directora del Zoológico Provincial, explicó que “en los últimos días el oso Arturo ha mostrado una disminución de actividad física, una pérdida de apetito, algunos signos de decaimiento por lo cual estamos todo el equipo de veterinarios y el equipo de cuidadores monitoreándolo constantemente para poder definir cuál es el cuadro clínico que lo está afectando”.

“Lleva una semana en un estado de decaimiento, antes había manifestado algunos síntomas de algunas dificultades, pérdida de apetito y estamos haciendo una evaluación completa para definir cuál puede ser el motivo”, sostuvo la funcionaria.

Se trata de un animal “geronte, ha pasado los 30 años, con lo cual es típico de su edad que empiece a mostrar alguna pérdida de algunas habilidades, pero este cuadro nos preocupa, estamos constantemente con consultas con gente de Argentina y del exterior también para definir el cuadro”, afirmó.

Además, indicó que “se está evaluando también la posibilidad de hacer una sedación para terminar de definir el cuadro pero todo eso está en este momento desarrollándose, por lo tanto, se irán presentando partes médicos en función de cuando vayamos teniendo más novedades”, dijo.

La presentacia de un oso polar en Mendoza, donde la temperatura en verano puede llegar a los 40 grados, viene generando polémica desde hace años, ya que organizaciones ecologistas reclamaron su traslado a Canadá.

Pero expertos determinaron que su estado general en el Zoo provincial era bueno y se decidió su permanencia en el lugar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here