Estudios publicados por la Organización Mundial de la Salud indican que uno de cada tres argentinos es hipertenso, y en ocasiones no lo saben o reciben un mal tratamiento por esta enfermedad. Mayo es precisamente el mes para reflexionar acerca de esta patología, también conocida como la “asesina silenciosa”, porque lamentablemente no presenta síntomas.

Las estadísticas actuales arrojan datos que de ninguna manera pueden ser ignorados por la población. Se estima que en las edades de 35 a 70 años la incidencia de la hipertensión arterial es de un 42%, pero en los últimos años se ha detectado que entre los jóvenes de 20 a 30 años hay un 10% de prevalencia.

hipertension“Se la conoce como la ‘asesina silenciosa’ porque va deteriorando el organismo sin presentar ningún síntoma, por eso muchos ‘debutan’ con una muerte súbita (sin haberse hecho ningún chequeo ni haber tenido episodios alarmantes para su salud)”, manifestó el profesional, quien además expuso su preocupación por el desinterés que presenta la población ante esta enfermedad. “Es necesario que sepan cuál es su presión arterial, que se acerquen a controlarse”, detalló.

También la consideran una pandemia

Para el Dr. Fernando Castillo, junto con la obesidad, la hipertensión se convirtió en una epidemia en nuestro país. Ante esta lamentable realidad, indicó que el lema que eligieron para este 2016 es “Conoce tus valores de tensión arterial y cuida tu corazón”.

“Queremos llamar a la población a que tome conciencia, esta es una enfermedad muy perjudicial para la salud y a la vez el principal factor de riesgo para eventos cardiovasculares, por eso insistimos en los controles”, explicó el profesional en diálogo con Nuevo Diario.

Asimismo, agregó que la hipertensión “se manifiesta cuando es demasiado tarde”. Es por eso que “al no presentar síntomas, el paciente es reacio a adherirse a los tratamientos, y lo que es peor no concurre al médico, por eso exhortamos a la población a tomarse la presión arterial, no hace falta que sea en un sitio cardiológico, puede ser clínico. Es muy importante que conozcan el valor de su presión”, señaló Castillo.

“Estas son las medidas esenciales de prevención, y en segundo lugar hay que adquirir prácticas saludables, combatir el sedentarismo, el exceso de peso, el alcohol, el café…”, remarcó, y agregó que una de las cuestiones fundamentales es reducir el consumo de sal. “La OMS recomienda 5 gramos por día y el 70% ya está en la alimentación. Nuestra estadística dice que consumimos 12 gramos de sal por día, y eso es excesivo”.

Un trastorno que puede prevenirse

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos. Cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos, que llevan la sangre a todas las partes del cuerpo. La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón.

En casi todos los países de ingresos altos, el diagnóstico y tratamiento generalizado de esas personas con medicamentos de bajo costo ha propiciado una reducción significativa de la proporción de personas con tensión arterial elevada, así como de la tensión arterial media en todas las poblaciones, lo que ha contribuido a reducir la mortalidad por enfermedades del corazón.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here