Una de las causas que más preocupa a la ex presidente Cristina Kirchner es la de Los Sauces. Luego de allanamientos en las propiedades de su hijo Máximo y la confiscación de 400 cajas de archivos, la Justicia avanzará sobre los empleados de la sociedad, a través de la cual se presume que la ex jefa de Estado lavaba dinero.

Pero, para sorpresa de más de uno, la empresa tiene solamente un empleado registrado. Se trata de un hombre jubilado de 68 años llamado Ramón Anjel Díaz Díaz. Según averiguó La Nación tras consultas en la Anses, Díaz Díaz es el encargado de las tareas de mantenimiento en la casa de Cristina de El Calafate.

Los SaucesPese a estar entrometido en un posible fraude fiscal, el empleado no vive en una mansión ni mucho menos: su vivienda es una casa modesta de cemento sin revocar, localizada en una calle de tierra. Testigos vieron su Renault blanco en la propiedad de la ex familia presidencial.

La diputada Margarita Stolbizer realizó una ampliación de denuncia en la causa Los Sauces y habría pedido que la Justicia cite a Díaz Díaz a prestar declaración testimonial para descubrir si su registro incluye alguna irregularidad, no por ser jubilado, ya que no es ilegal contratar a uno, sino por ser el único de la plantilla de empleados.

“Resulta llamativo que la sociedad de Cristina Kirchner reciba millones de las empresas de Báez y López pero haya tenido un solo empleado, que curiosamente es un jubilado. Para nosotros es un indicio del carácter simulado de esta empresa”, dijo Silvina Martínez, abogada patrocinante de la diputada Margarita Stolbizer, cuenta el diario citado.

Los Kirchner contrataron a Díaz Díaz en diciembre de 2014 y le realizaron aportes jubilatorios y de seguridad social, al menos, hasta marzo último. Por este motivo, este santacruceño figuró con dos obras sociales: el PAMI y la de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).

Dejar una respuesta