“No esperábamos este impacto, hace mucho que no teníamos problemas severos con las heladas y este año nos afectaron muchísimo las heladas tempranas”, señaló Ramón Solís, jefe del departamento Agrícola del ingenio de la localidad de San Javier, en el suroeste provincial.

El ingenio comenzó a funcionar un mes antes en comparación a otros años, a pesar de lo cual “las heladas vinieron bastante antes de lo previsto y con una intensidad que hace mucho tiempo no se veía”, comentó Solís.

“Por los datos que nos acaba de pasar el INTA en estos días, ellos creen que la intensidad de las heladas nunca se había dado, aparentemente es histórico”, dijo.

caña de azúcar“Fueron siete heladas seguidas, la mayoría por debajo de 3 grados bajo cero, inclusive uno de los días llegó a menos 4 grados y se mantuvo por más de 4 horas”, confirmó y explicó que “lo que más afecta a la caña de azúcar es el tiempo de duración que tenga la helada”.

Solís informó que “casi el 50 por ciento de la cuenca cañera está afectada por las heladas”, y de ese 50 por ciento “gran parte está afectada totalmente, es decir la caña está muerta completamente”, lo que representa “un perjuicio muy grande para la cuenca cañera por la calidad de caña que vamos a tener”, aseguró.

Según el jefe del departamento Agrícola, “se estima que se cosechará unas 45 a 50 mil toneladas de caña verde”, un 50 por ciento de lo que estaba previsto, cuando aún quedan entre 20 y 30 días para terminar la cosecha.

“Los problemas climáticos escapan a cualquier programación que se pueda hacer desde el campo, desde el IFAI (Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial) y desde la fábrica, así que veremos en que podemos ayudar y subsanar este problema que es un perjuicio para todos”, indicó.

Para finalizar, Solís explicó que “la caña quemada por las heladas hay que cortarla desde abajo porque no puede quedar de un año para el otro”, aunque “el cañaveral está en condiciones para rebrotar el año que viene”.

Dejar una respuesta