Mientras decenas de miles de personas llegan a Río de Janeiro para los juegos olímpicos esta semana, millones de mosquitos, algunos quizá portadores del virus de Zika, los esperan.

No obstante, lo que podría ser el mejor repelente también es el más difícil de conseguir.

Viene en un tubo gris verdoso. Es un gel pegajoso, pero tiene un olor floral suave y agradable. Se llama, sencillamente, Repelente Gel y es producido por y para el Ejército brasileño.

Un laboratorio militar lo fabrica, así que buena suerte si quieres conseguir uno.

Los pocos civiles que han logrado encontrarlo a menudo terminan convencidos de que es muy efectivo. Lo sé. Soy uno de ellos. Me encontré con este repelente en Haití, mientras hacía una cobertura para The New York Times en 2010, en la que informaba sobre la epidemia de cólera y la elección presidencial.

rio 2016Los soldados brasileños conformaban una gran parte de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas que ayudaban a patrullar Haití. Una tarde los acompañé a hacer una ronda. Cuando me subía a la camioneta, un soldado me pasó un tubo de repelente y me dijo en inglés con una sonrisa: “Ten, para los mosquitos”.

Me intrigaba lo que usaba un soldado de un país amazónico. Nunca era suficiente nada de lo que solía comprar en la farmacia.

Así que me embadurné. No tuve reacción alérgica alguna. Mejor aun: incluso horas después, había una cantidad notablemente menor de mosquitos. Sin zumbidos en los oídos. Ni ronchas por los piquetes.

Me esforcé por guardar este gel milagroso para los días que me quedaban de ese y los viajes que siguieran; cuando se acabó caí en la desesperación. (Muchachos, ¿no tienen un poco más?).

No era el único. Simon Romero, mi colega en la oficina de Río de Janeiro de The New York Times, también estaba convencido de la efectividad del producto, el cual había usado durante viajes a la selva del Amazonas con el Ejército.

Entonces, ¿cuál es el secreto? Y más importante: ¿dónde lo consigues?

El Ejército brasileño prefiere reservar su producto a los soldados y es cauteloso de no decir exactamente qué hace que sea tan efectivo.

El principal ingrediente es dietiltoluamida, comúnmente conocida como DEET, el cual está entre los químicos más efectivos para repeler los mosquitos, según los científicos.

Se encuentra en los repelentes de mosquitos que hay en todo el mundo; sin embargo, la oficina de relaciones públicas del Ejército no respondió qué tanto DEET incluye (solo afirmó que la cantidad era “similar” a la que se encuentra en los productos comercialmente disponibles) ni si contenía otros ingredientes antimosquitos. No obstante, sí explicó que el repelente sirve para “una variedad amplia de insectos”.

La oficina dijo que el repelente fue desarrollado durante 20 años y “fue probado en el laboratorio y en el campo por las fuerzas terrestres en todo el país”.

“Mostró excelentes resultados en las zonas con mayor cantidad de plagas de insectos, como el Amazonas, Pantanal, Angola y Haití”.

No hay “planes de comercialización externa”, aseguraba la declaración.

Sin embargo, se está esparciendo la noticia de lo bueno que es.

El ministro de Salud brasileño también quería el producto. En diciembre, el ministerio lo solicitó al Ejército para proporcionarlo a las mujeres embarazadas como parte de las medidas para combatir el zika, pero las negociaciones, aparentemente, se detuvieron. De acuerdo con algunos reportajes, al Ejército le preocupaba que su laboratorio no pudiera fabricar el repelente a la escala que pedía el Ministerio de Salud.

“El laboratorio del Ejército y todos los laboratorios del país que hemos consultado no están preparados para producir el volumen de repelente que necesitamos de manera inmediata”, declaró en enero el ministro de Salud, Marcelo Castro.

Sin embargo, hay una esperanza para los visitantes.

Con el objetivo de brindar protección durante los juegos olímpicos, Brasil aseguró que ha desplegado más de 85.000 soldados y oficiales de policía en Río de Janeiro. Uno nunca sabe lo que un soldado amable podría compartir.

Dejar una respuesta