El organismo anticorrupción Transparencia Internacional instó a la Unión Europea a tomar la iniciativa en los esfuerzos por desvelar a los que representan o se benefician de empresas con lazos secretos con los mayores paraísos fiscales del mundo.

La petición de Transparencia Internacional se produjo después de la filtración el miércoles de documentos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y que identificaban a directivos y propietarios de más de 175.000 empresas, fondos y fundaciones con sede en Bahamas. En la lista había primeros ministros, príncipes y delincuentes convictos.

Neelie Kroes, que fue comisaria europea antimonopolio de la Unión Europea, aparecía en los documentos como directiva de una empresa, Mint Holdings. Kroes no declaró ese papel en la firma cuando asumió el puesto comunitario.

map-of-bahamasEsa conexión de Kroes “habría permanecido en secreto de no ser por una filtración”, indicó el director de Transparencia Internacional para la UE, Carl Dolan.

Argentinos

Se filtró nueva información sobre 175 mil empresas offshore, entre las cuales figura la familia Macri como beneficiaria de una. Se trata de firmas constituidas en las islas Bahamas.

Otros que aparecen mencionados son los hijos del ex presidente Fernando de la Rua, Antonio y Fernando.

En el primer caso, la familia del actual jefe de Estado aparece con inversiones para realizar un emprendimiento turístico online. Si bien eso no implica un delito por sí mismo, no se explica por qué los Macri aparecen vinculados a cuentas en Bahamas para el desarrollo de un portal de Internet.

El nombre de la sociedad en cuestión es ViajeYa.com. Según consignó La Nación, ni Mauricio Macri, ni su padre Franco aparecen mencionados en esa firma. La que sí aparece es la compañía familiar, Sociedades Macri (SocMa).

La firma online se constituyó en abril de 2000, con un capital de 10 millones de dólares, según la declaración del acta constitutiva.

Los hechos se conocen después del escándalo de las sociedades offshore en Panamá donde Mauricio Macri fue directivo (hecho que negó en primera instancia).

En los 90, el actual presidente estuvo procesado por contrabando de autopartes, hecho del que fue absuelto por la Corte Suprema de Justicia durante el gobierno de Carlos Saúl Menem.

Por su parte, los de la Rua fueron parte de dos sociedades dedicadas a inversiones inmobiliarias, Furia Investments Holdings Inc y Bonds Cay Development Bahams LTD, junto a los argentinos Arturo y Patricio Rubinstein.

Dejar una respuesta