La ex mandataria encabezó un acto para recordar el centenario de la asunción del histórico dirigente radical, y allí cuestionó el programa económico del gobierno nacional, ponderó las políticas implementadas durante los 12 años de kirchnerismo y ratificó la idea de construir un frente ciudadano para volver a ser gobierno.

“Quiero que tengan en claro que el rol que desempeña esta mujer va a estar orientado única y exclusivamente a lograr la conformación y construcción de una nueva mayoría que le permita a los argentinos volver a tener un gobierno que los represente”, sostuvo Cristina Fernández de Kirchner en el microestadio de Atlanta.

CFK esgrimió una crítica a los sectores de derecha en el continente: “Someten a la ciudadanía a políticas antipopulares que finalmente culminan con crisis institucionales, en las cuales se retiran, vuelve el movimiento nacional y popular a arreglar lo que destrozaron en su paso por el poder, no sin antes haberse llevado todo”.

“Estigmatizar el conocimiento de la historia es el argumento del liberalismo, por eso es importante conocerla, para entender como es posible que minorías puedan lograr la división del campo nacional y popular y de esta manera, pivoteando sobre lo que podríamos considera contradicciones ridículas, llevan agua para su molino”, continuó.

Dicho esto, la ex presidenta ponderó los logros de los 12 años de gestión e ironizó sobre la “pesada herencia” en la que se ampara el oficialismo para justificar sus políticas. “El objetivo es que vuelva a establecerse el consumo. Que clase de capitalistas son estos, ni siquiera se ponen de acuerdo con sus ideas, donde se ha visto un capitalismo donde nadie puede consumir?”, se preguntó.

“La pesada herencia son los más de 100 mil científicos repatriados, las carreras de investigadores, los mejores salarios en los centros científicos, y también las univerdadades. 19 universidades le dimos a los argentinos, donde la mayoría de sus alumnos son la primera generación de estudiantes”, argumentó y agregó entre las principales conquistas a la recuperación de las AFJP, la inclusión de más de 3 millones de jubilados al sistema, las paritarias y las convenciones colectivas.

cfk“No nos mientan más porque no nos merecemos que nos sigan mintiendo, los argentinos necesitamos dirigentes, funcionarios que traten de solucionar los problemas, cuya misión sea organizar la vida de la sociedad. Gobernar es algo más que una puesta en escena, dejen eso para los actores”, le recriminó CFK a los funcionarios de turno.

Cristina instó a aquellos que tienen responsabilidades – en sintonía con lo expuesto recientemente con el papa Francisco – a “ponerse la patria al hombro y llegar de una forma sencilla a cada uno de nuestros compatriotas”.

“Dejen las mezquindades de lado, que nadie se ilusione pensando que en la desgracia de uno viene la felicidad del otro, solo les sirve a las elites que siempre especularon con eso para dividir al campo popular”, esgrimió la dos veces presidenta, y pidió a los dirigentes que abandonen el patrón de conducta “que a los políticamente correctos les ponen desde los medios de comunicación y que se no se acomodás a ese corsét te hacen bolsa con las campañas de difamación”.

CFK aclaró que no va a tener una sola actitud que obstaculice la construcción de un frente ciudadano. “Ese frente es lo más importante que me resta hacer”, aclaró.

En su discurso también recuperó la figura de Néstor Kirchner y su papel en el proceso de desendeudamiento en Argentina y lo contrapuso a la actualidad. “Hoy en apenas 10 meses, la Argentina ha tomado el 60% de la deuda total de países emergentes a nivel global, que deberán devolver nuestros hijos y nuestros nietos”, aseguró.

En otro pasaje, invitó a todos los argentinos a que les exijan a los medios de comunicación que vuelvan a poner el debate presidencial entre Macri y Scioli, para que vean como el actual presidente le mintió a la sociedad con sus promesas de campaña.

También sugirió la modificación de la constitución nacional. “Necesitamos una nueva constitución donde no solamente modifiquemos la parte funcional y operativa sino también establecer nuevas reglas de juego, porque hemos quedado los que no representamos a corporaciones ni tenemos grandes empresas, esta constitución ha quedado desbalanceada”, dijo.

Además, se refirió al incremento de la inseguridad en la provincia de Buenos Aires y se lo atribuyó al modelo económico vigente. “Vemos que esta política de ajuste que va a provocar muchas tragedias. El tema de la inseguridad que tanto agitaron durante nuestra gestión hoy está adquiriendo en el gran buenos aires proporciones dantescas”, argumentó.

“Hay que hacerles entender que por este camino vamos a un desastre social, y no queremos volver a esa Argentina”, cerró Cristina.

Previo al discurso de Cristina, hablaron ante al público el ex candidato a vicejefe de Gobierno del Frente para la Victoria y referente de la agrupación juvenil alfonsinista Los Irrompibles, Leandro Santoro; el escritor Mempo Giardinelli; el exsubsecretario de Presidencia de la Nación y líder de FORJA, Gustavo López; el jefe de la Corriente Federal de trabajadoras de la CGT, Sergio Palazzo; y Leopoldo Moreau.