Julio Moisés, exintendente kirchnerista de la ciudad de San Pedro de Jujuy, sostuvo que todo se desarrollaba ‘por instrucciones del gobierno de la provincia’ y que los convenios eran ‘de esa naturaleza’.

A casi un año de que la dirigente social Milagro Sala esté presa por diversas causas de corrupción, un exintendente kirchnerista de la ciudad de San Pedro de Jujuy admitió el desmanejo que la Tupac Amaru hacía con la plata que recibía. Julio Moisés aseguró en una entrevista radial que si ellos no les daban el dinero de la partida que recibían desde la provincia de Jujuy, y que venía de la Nación, les “tomaban la municipalidad”.

“En esta misma estamos todos los intendentes que perdimos la elección. Las cooperativas estaban en el despacho y nos pasaba lo mismo a todos. No se podía no hacer lo que se decía. Para entregar el dinero se tomaba el municipio y se tenía que cerrar el municipio. No se iban de la municipalidad si no entregábamos la plata. Si no se le dábamos nos tomaban la municipalidad. Era la forma normal de operar. Estábamos cautivos del gobierno de la provincia”, aseguró Moisés en el programa “En la boca del Lobo”.

La operatoria que describe el exjefe municipal tiene que ver con la estructura de “estado paralelo” virtual que tenía la organización de Milagro Sala. El dinero para la construcción de casas venía desde el gobierno nacional, a través del Ministerio de Planificación Federal comandado por Julio De Vido, quien se lo daba al gobierno provincial, encabezado en su momento por Eduardo Fellner, y este lo transfería a las diferentes municipalidades. Allí, las organizaciones cooperativas que respondían a la Tupac recibían los fondos, cuyo destino está siendo investigado por la Justicia.

julio-moisesEl exintendente sostuvo que todo se desarrollaba “por instrucciones del gobierno de la provincia” y que los convenios eran “de esa naturaleza” ya que si no se hacían de esa forma “te presionaban”. “Desde el primer momento que hice la sociedad con Fellner lo primero que le dije fue que se iba a perder la elección e íbamos a ir todos (a la Justicia). Tenemos más de 200 viviendas que se pagaron: hay una gran incongruencia. Nosotros no podíamos controlar si las obras estaban hechas o no”, afirmó.

Varios mandatarios municipales, provinciales, nacionales y dirigentes sociales, entre los que está incluido Moisés, están investigados por el uso de los fondos destinados a la construcción de viviendas sociales. En la ciudad de San Pedro de Jujuy, solamente, se analiza si se terminaron de construir en su totalidad las 248 viviendas que se prometieron.

“EL SISTEMA SE APLICABA DESDE ARRIBA”
El exjefe municipal insistió en la culpa del estado provincial. Dijo que “era el sistema que se aplicaba desde arriba” y que venía desde los diferentes Institutos de Vivienda que había. “Yo decía que se hacía todo mal. Nosotros dependemos de la plata que mande el gobierno de la provincia. La responsabilidad más grande es del gobierno de la provincia. Fui el único intendente que planteó las cosas. Por eso me tiene bronca hasta ahora”, acusó.

Moisés dijo que la Tupac Amaru era la que designaba a qué personas se les daba las casas que construían y que él siempre se opuso al sistema. Y dejó una reflexión sobre el futuro oscuro que podría tener: “La Justicia ya está sobre nosotros. Yo tengo un proceso por esto. No soy tonto ni estúpido. No sabemos cómo terminaremos”.

Via: TN

Dejar una respuesta