La campaña presidencial no deja de dar sorpresas. Una nueva encuesta, esta vez, del diario The Washington Post, reduce a sólo cuatro puntos la diferencia entre Hillary Clinton y Donald Trump , lo que entra en el margen de error del estudio.

Con ser ese un dato ya en sí muy llamativo, que contradice sondeos de los últimos días, lo más notorio de la nueva medición es que la mayoría los votantes asegura que el video en el que Trump se expresa como un abusador “no afecta” su decisión de votarlo.

El estudio muestra ahora a Clinton con 47 puntos de intención de voto, contra 43 de Trump. Eso implica un margen de apenas 4 puntos -coincidente con el margen de error- y muy lejos de la diferencia de once puntos que, días atrás, llegó a medir un sondeo realizado por el conservador The Wall Street Journal.

trumpCon ese nuevo dato, lo que empieza a verse es un baile de encuestas con datos cruzados. Un panorama cambiante de cara al decisivo debate que ambos aspirantes mantendrán el próximo miércoles y cuando faltan sólo tres semanas para las elecciones.

Montado sobre esa nueva medición, el magnate volvió a la carga revigorizado, con la idea de que “no hay que creer” en la “conspiración” que está tratando de acabar con su carrera.

En asociación con la cadena ABC, el estudio fue publicado a toda página por el tradicional diario de esta ciudad, el mismo que -hace diez días- difundió el video que generó el mayor impacto negativo en la campaña de Trump.

Realizada entre el lunes y jueves pasado, la medición recoge de lleno el efecto de ese video e, incluso, la secuela que generó, con alegaciones de varias mujeres que dijeron haber sido acosadas en el pasado por el magnate. Hasta ahora son ocho testimonios de ese tipo, ninguno de ellos elevado a la justicia.

El sondeo avanza en esa cuestión. La mayoría de los consultados no duda de que Trump tuvo avances de ese tipo en el pasado y le da, de ese modo, dosis de credibilidad a las denuncias.

En la misma línea, si algo no le creen es la disculpa que ensayó sobre lo que expresa en el video, cinta en la que afirma que, como tiene poder, puede hacer “lo que se le antoja” con las mujeres. La medición se hizo por vía telefónica sobre una muestra de 1152 personas adultas.

Dejar una respuesta