El juez federal Claudio Bonadio rechazó hoy por “improcedente” y calificó de “impertinente, extemporáneo y carente de estilo” el planteo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien reclamó ser enviada con premura a juicio oral en la causa donde está procesada por la venta de dólar futuro en el final de su gobierno, según una resolución firmada hoy.

Días atrás, el magistrado había adelantado que el pedido de Cristina de la defensa de la ex presidenta era “una maniobra mucho más política que jurídica”.

La ex mandataria reclamó al juez ser enviada con “premura” a juicio oral y público en la causa por la venta de dólar futuro para que un tribunal “imparcial” esclarezca los hechos por los que el viernes último fue confirmado su procesamiento.

Cristina Fernández  de KirchnerAsí lo planteó en un escrito presentado por su abogado, Carlos Beraldi, en el que consignó la decisión de no apelar el fallo de la Cámara Federal porteña para acelerar así la elevación a juicio de este expediente.

De esta manera, concretó lo que más temprano había anticipado en declaraciones formuladas a Radio 10, en las que reveló que, desde un primer momento, la ex mandataria le había planteado su deseo de ir rápidamente a juicio oral por esta causa para, así, realizar “una defensa pública de sus políticas”.

“Si pensaron que con esto iban a perjudicar a la señora Kirchner, están completamente equivocados”, aseguró Beraldi, quien, luego, en el escrito presentado ante Bonadio pidió que “se arbitren las medidas procesales pertinentes a fin de que la presente causa sea elevada a la etapa oral, con la mayor premura”.

La causa por la venta de dólar a futuro se originó a partir del crecimiento de venta de contratos en este mercado durante el segundo semestre del 2015 a valores muchos más bajos de los que se transaban en el exterior.

En ese momento, el valor del dólar futuro en Argentina promediaba los 10,60 pesos por unidad, mientras que en los mercados del exterior se negociaba en la misma época a 15 pesos, y es la diferencia entre ambos valores lo que para la Justicia enmarca el delito investigado.

“Les voy a hacer una infidencia: desde el primer momento ella pidió que fuéramos a juicio oral porque quería hacer una defensa pública de sus políticas. Fue una decisión mía como abogado técnico decirle que no, que agotáramos todas las instancias. Ella no tenía mayores esperanzas porque conoce cómo funciona la Justicia en este momento”, afirmó Beraldi en diálogo con Radio 10.

Dejar una respuesta